discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

CARTA AL GENERAL LUIS ALEJANDRE, CONSELLER DE MOVILIDAD

Chita Laurie.

Esta carta la escribe una voluntaria británica del GOB a título personal, aunque refleja el pensamiento de la organización, autora de los artículos publicados en la revista Roqueta. Estos artículos están destinados a explicar a la comunidad británica el importante trabajo que GOB lleva a cabo para mantener el incomparable medio ambiente de la isla. Menorca, la joya de la corona de las islas baleares, es famosa por su tranquilidad, su especial ecología, su naturaleza, sus playas vírgenes y su conservado paisaje natural, en diferencia a las otras islas o el litoral de la península, motivo por el cual presume de Reserva de la Biosfera, título otorgado por la UNESCO.

Ultimamente los lectores han visto las propuestas de “mejoras de la carretera general” entre Mahón y Ciudadela, las dos pequeñas ciudades situadas en los extremos opuestos de la isla, no son núcleos industriales que requieren de una autopista para enlazarlas, con abundantes rotondas de doble nivel  y contaminación atmosférica lumínica. Habrá escuchado por boca de otras personas los motivos de tanta indignación por el colosal derroche de dinero público y el  daño permanente causado al carácter de esta preciosa isla. Cartas de protesta aparecen continuamente en la prensa y esta no será la última.

También le escribo porque usted, según me dijo, admiraba a mi padre, Bruce Laurie, que tanto hizo por esta isla que amaba y por lo cual fue distinguido, a título póstumo, por el inusual título de “Hijo Adoptivo de Menorca”. Mi padre es conocido, no solamente por su trabajo de investigación y escritos sobre Richard Kane y la historia de Menorca, sino también por su constante lucha para preservar la isla de especuladores sin escrúpulos. Juntamente con otras personas, luchó incansablemente por recuperar el Camí de Cavalls, que circunvala la isla y algunos propietarios habían cortado el paso público. Menorca también tiene que agradecerle la reapertura del Camí den Kane, el asesoramiento en la depuración y tratamiento de    deshechos domésticos, asesoramiento en tratamiento y depuración de residuos, etc, etc. De estar ahora vivo, seguramente estaría muy disgustado por la devastación causada a lo largo de la carretera general  y se que hubiera tenido personalmente grandes discusiones con usted. Nunca hubiera aceptado las razones esgrimidas para llevar a cabo este “macro proyecto” que dejará una cicatriz permanente en la fisonomía de Menorca.

Usted dice que cumple una promesa delante de las 18.000 personas que votaron a su partido, el Partido Popular. Creo que la población de Menorca es en estos momentos  aprox. 90.000 personas, incluso teniendo en cuenta la población joven que no tiene derecho a voto, 18.000 personas no son una mayoría. Seguro que hay muchos de estos 18.000 votantes que apoyan las campañas de Save Menorca, Així No o SOS Menorca. No es democrático ignorar el sentimiento de las personas,  en el caso de la carretera, que afecta a toda Menorca, en vez de seguir políticas de partido, sería mucho mejor trabajar todos los partidos juntos. El futuro de Menorca, el legado a los jóvenes está en sus manos, si examina a los participantes en la protesta llevada a cabo el 17 de Noviembre en el Consell Insular, observará la diversidad de edades. Jóvenes y mayores están muy enfadados por el vandalismo que en su nombre se comete.

Resulta una contradicción que por un lado usted trabaje tan duro en la restauración de la Illa del Rei, por lo cual ha recibido muchas felicitaciones, y por el otro dilapide su reputación encabezando un proyecto desproporcionado y de dudosa confección que daña el medio ambiente y la belleza del campo que mucha gente, incluido mi padre, ha puesto tanto empeño en preservar.

No son solamente los menorquines que están en estado de shock al ver el proceso de las obras, extranjeros, visitantes y turistas que vienen a la isla para disfrutar de su paz y a la vez ayudar a la economía, todos comentan el sinsentido de construir rotondas de doble nivel en una tranquila carretera como la nuestra. Algunos comentan que no volverán, otros ven tufillo a corrupción. Las estadísticas oficiales indican que en Menorca no hay puntos negros, todo lo contrario de Mallorca, las mismas rotondas pueden ser causa de problemas al constatar que muchos desconocen el correcto uso de ellas. En cuanto a las luces, aparte de resultar costosas, feas y un derroche de energía, causarán una importante contaminación lumínica afectando la claridad del cielo, uno de los encantos de la isla. Hablando de costes, de donde saldrá el dinero para mantenimiento, más presión en impuestos locales.

Las fotos adjuntas, que parecen de un campo de batalla, muestran la masiva destrucción ya efectuada y es solamente el principio de lo mucho que está por venir. Nadie discute que la carretera general necesita mejoras, concretamente el GOB presentó muchas, pero fueron ignoradas. Por favor, pare estas grandes obras e incorpore otras que sean menos costosas, más respetuosas y adaptadas a las necesidades de la isla. De esta manera demostraría un verdadero liderazgo  transformándose en un héroe,  ganándose el respeto de todos y  no pondrá en juego el título de la UNESCO.

Atentamente, con mucha tristeza,


Comentarios (6)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.