Saltar este contenido

Doce personas se sentarán en el banquillo por traficar con cocaína

El Fiscal solicita hasta 78 años de cárcel y multas que superan los 2,4 millones de euros para los acusados

La vista está señalada en la sede judicial de Mahón los días 9,10, 11 y 12.
La vista está señalada en la sede judicial de Mahón los días 9,10, 11 y 12.

La Audiencia de Palma se desplaza a Menorca la próxima semana para celebrar un juicio que sentará en el banquillo a doce personas acusadas de introducir y distribuir cocaína en la Isa. Los hechos se remontan 2012 cuando O.N.M. gestionó con J.M.M.T., quien se hallaba en una centro penitenciario de Bogotá, la adquisición de droga para su distribución en Menorca.

A este fin, para contactaron con J.A.B.B, quien se encargó de su traslado a la Isla, siendo interceptado en el Aeropuerto de Barcelona, el 3 de septiembre, cuando portaba lo que resultó ser cocaína con una riqueza del 57 por ciento y un peso neto de 8.347 gramos, cuyo valor en el mercado habría alcanzado los 229.807 euros.

A J.A.B.B. le esperaba en el aeropuerto otra de los acusados, V.G., quien junto con J.I.C., debía distribuir la droga por Menorca. Tras la detención de ambos, se procedió al registro de diferentes domicilios. Así, en el de O.N.M se intervinieron cinco móviles, dos libretas con notas y una balanza de precisión; en el de L.C.B., que era usado por J.I.C., se hallaron 143,23 gramos de cannabis, con una riqueza del 1,7 por ciento y con un valor en el mercado de 661,88 euros.

En torno a las mismas fechas, L.U.M.G., quien contaba con la colaboración de su esposa J.M.G.A., C.O.C., A.L.P. y L.R.Y., estaban también distribuyendo droga procedente de países sudamericanos, lo que motivó nuevos registros y la aprehensión de diferentes cantidades de cocaína, inferiores y de menor riqueza que el alijo inicial, tarjetas sim móviles, una balanza de precisión y otros efectos, entre ellos agendas y libretas con anotaciones. También se dedicaban a estas tareas C.A.G. y A.L.R.C.

Los hechos son, según el escrito del Fiscal, constitutivos de un delito de tráfico de drogas que causan grave daño a la salud, concurriendo en algunos de los acusados la agravante de reincidencia, motivo por el que solicita penas de hasta 78 años de cárcel y multas que superan los 2,4 millones de euros.

 


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.