Endesa
Saltar este contenido

Punto y aparte en la reforma del tramo de la general entre Maó-Alaior

La Unión temporal de Empresas conformada por Dragados y Antonio Gomila, y el Consell rescindirán el contrato de mutuo acuerdo

La finalización de las obras en el primer tramo adjudicado, se pospone. FOTO.-Archivo

La aparente inactividad registrada las últimas semanas en el tramo de la general entre Maó y Alaior deviene en real tras la decisión del Consell y la UTE encargada de la ejecución de las obras de rescindir el contrato de mutuo acuerdo.

Maite Salord, presidenta de la institución insular y responsable de Movilidad, ha confirmado que la unión temporal de empresas conformada por Dragados y Antonio Gomila, ha expresado por escrito su intención de desvincularse de este proyecto.

“Ahora negociamos para acabar de cerrar este asunto, buscando la mejor solución para todas las partes”, apunta Salord, quien prefiere, por respeto a la negociación,  esperar para dar más detalles a que ésta finalice, algo que podría suceder en los próximos días.

Con la formalización de esta rescisión se pondrá punto y final a un controvertido proyecto. Más allá de la oposición de parte de la ciudadanía, la propia UTE puso reparos a los términos de ejecución, tanto en los plazos como en el coste.

Sus peticiones en orden a ampliar presupuesto o términos de ejecución se vieron desatendidos por el Consell, con el equipo del Partido Popular al frente de la institución insular. El relevo en la Biosfera, gobernada ahora por una coalición de partidos y agrupaciones contrarias al proyecto tal y como se concibió, ha acabado por dinamitarlo.

 

 


Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.