Saltar este contenido

Restaurante Way: nuevo espacio, más gastronomía, mismo esmero

Manos expertas preparan los platos del Way.
Los sabores asiáticos siguen presentes en la carta del local.
Los salones son más amplios pero se mantiene la capacidad del local para ofrecer más comodidad a los usuarios.
El Way ofrece dos espacios gastronómicos diferentes.
El propietario Wang Song Shumin y su esposa Eiko
Una fiesta sirvió para abrir el remozado Way.
La reapertura del local generó un gran interés.


El restaurante Way del puerto de Maó se reinventa. El local, junto al ascensor del Andén de Levante,  inició este miércoles una etapa diferente con un inmueble reformado “pero siempre pensando en como mejorar de cara al cliente y actualizarnos. Todos los días son nuevos y jamás hay que bajar la guardia” afirma el gerente del local Wang Song Shumin. Es un remozado Way que mantiene todas sus delicias asiáticas pero que también se abre a la fusión de gastronomías. “La primera cena que hicimos fue un plato japonés, uno chino y otro francés y pan de payés típico de Menorca pero hecho por nosotros. Fue una gran combinación” explica Wang.

El local dispone de una planta baja para la cocina casual. Abre para los desayunos con zumos naturales, panes caseros al gusto, una exquisita selección de tartas, pastas típicas dulces y saladas, … todo 100% artesano, elaborado a diario por el experimentado pastelero menorquín Carlos Febrer.

Completa la oferta un variado repertorio que abarca desde los internacionales bagels –tan de moda en ciudades como Nueva York o Londres-, al clásico English Breakfast, sin desairar los nutritivos cereales con fruta del tiempo, yogurt griego y frutos secos; o las saludables tostadas con combinaciones de lo más apetecibles.

Para la hora  del almuerzo el chef menorquín Carlos Juanico propone  una cocina fresca, de fusión, producto del mestizaje de distintos estilos culinarios, en un ambiente relajado. Los productos marineros locales cobran especial importancia y maridan a la perfección con platos ya “clásicos” del Way.

El primer piso es un restaurante para comidas y cenas.Es el Way de siempre en sabor y precio aunque con un espacio cálido, acogedor y unas vistas incomparables al puerto.

 

El segundo piso es una sala multifuncional que tanto puede acoger una guardería para facilitar que los padres disfruten de un ágape  tranquilo hasta otras actividades gastronómicas.

Pero el Way es mucho más que un espacio gastronómico, es un esmero continuado hacia el cliente y esto incluye también una actualización constante de sus profesionales. Periódicamente Wang Song Shumin organiza visitas de reputados cocineros asiáticos a su restaurante, así como viajes a su país natal, con el afán de seguir descubriendo las especialidades de las provincias del gigante asiático.


Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.