discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Sireneta gana la estelar en el hipódromo de Maó

Dream a Dream se adjudica la prueba de los potros de tres años

Bella de Magia en plena carrera.
Bella de Magia en plena carrera.

Mañana soleada en el municipal, con una temperatura ideal para diputar las seis carreras con un total de 46 binomios inscritos. Pista en muy buenas condiciones.

Se inició con los potros de 3 años con el hándicap máximo de 120 m. Dream a Dream salía con el dorsal número uno y mantuvo dicha posición hasta el final.  El hijo de Coktail Jet va mejorando semana a semana. Por detrás una expléndida Diada del Norte llegó en segunda posición con un crono realmente potente de 1’22. El resto de participantes fueron descalificados.

La carrera fomento fue dominada en un principio por Conflictiu, un caballo que hace honor a su nombre. Ya en la última vuelta, en la contra recta, se desmontó y dejó vía libre para su perseguidora Bella de Magia; el veterano Joan Sintes, conocido por todos como PatiGran, se llevó una espléndida victoria.

Cubic GO.
Cubic GO.

La tercera de la mañana fue dominada de cabo a rabo por un Cristian de Font, realmente extraordinario. Vannah le disputó la salida, sin embargo Cristian cogió la cuerda y se olvidó del resto de contrincantes parando el crono a 1’18.

La cuarta carrera fue controlada, tras la desmontada a África Grandchamp, por el pequeño T Acuerdas. Cuando parecía  decidida la victoria, metros antes de la meta se desbocó y fue descalificado. Por detrás se producía una llega en abanico muy bonita. El triunfo se lo llevó Penélope Ban con la recién llegada de Francia Silvia Roters.

La carrera preestelar fue de mucho nivel. El potro de 3 años Cúbic Go está que se sale. Con una facilidad pasmosa se pasea por la pista sin engallador, levantando y bajando la cabeza a voluntad, lo que le permite respirar con mucha comodidad. Diríamos que corre al estilo Royal Dream, el portentoso caballo de la saga de los Dubois. Por detrás, y tras la descalificación en los últimos metros de Tífany Llinàritx, se disputaron las plazas: Cuore, Ofrelón y Aire de manera muy reñida.

La carrera estelar fue para Sireneta. Hacía muchas semanas que Sireneta buscaba su oportunidad en la carrera más fuerte del municipal. El recorrido le era propicio y el punto de salida tras el autostard también, pero faltaba rubricarlo. Así fue, con un crono de ensueño (1’16) y ante un rival de peso como Rowdy que disputará las carreras especiales para franceses que se avecinan.

La próxima jornada será el próximo domingo 24 sobre la distancia general de 2280 m. Recordar que se producirá el debut de potros de 2 años en las Illes Balears, con la clasificatoria para el Gran Premio Menhammar que se disputará en la Diada.

(Texto: Miquel Carreras)


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.