Saltar este contenido

Llull y el Real Madrid toman la Mano de Elías y vencen al Maccabi (82-89)

El conjunto blanco desplega un gran juego coral y continúa con su gran racha

Un mariscal sobre el campo.
Un mariscal sobre el campo.
Sergi Llull ha repartido un total de once asistencias.

El Real Madrid acaba de tumbar al Maccabi de Tel Aviv en un encuentro vibrante, con mucha tensión y plagado de jugadas para enmarcar, que define por sí solo la gran calidad de los equipos de la actual Euroliga. El nuevo formato de competición causa que todos jueguen contra todos, con choques históricos y estelares en cada jornada. Así, los de Pablo Laso han cimentado su victoria en un juego coral donde Jaycee Carroll (18 puntos, 5/8 triples), Rudy Fernández (16 puntos, clave en la segunda parte) y Sergi Llull (14 puntos, 11 asistencias) han sido actores principales. Tampoco hay que olvidar la contribución del juego interior, con Ayón (9 puntos, 8 rebotes), Randolph (9, 5) y Hunter (7, 5) demostrando que la pintura blanca tiene muchos mimbres este año.

El encuentro ha comenzado cómodo para los visitantes. La Mano de Elías nunca ha sido -ni será- un pabellón fácil. Pero los blancos -hoy morados, cosas del márketing- han comenzado agresivos -atacando mucho el rebote- y el acierto en los tiros los ha llevado a amasar una ventaja de 15 puntos al descanso (31-46), cerrando el marcador con un triple de Rudy tras jugada ensayada: el contrario esperaba una canasta imposible de Llull, el playmaker menorquín ha atraído la defensa y su compañero se ha quedado solo en la línea de tres.

Un parcial de 16-0

Sin embargo, aún había mucho que luchar. Los pupilos de Pablo Laso reanudaban el partido dormidos y un parcial de 16-0 para los locales los ponía por delante. Un 3-1 de Felipe Reyes devolvía la ventaja al Real Madrid y desde ahí comenzaba una guerra de guerrillas en la que los blancos lograban tímidas ventajas y el Maccabi no se despegaba. Rudy se echaba el equipo a la espalda y Randolph demostraba su energía. Pero enfrente tenían a un Victor Rudd estelar -18 puntos al final, memorable su póster a Ayón- y a la Mini Mamba Goudelock -se ganó ese apodo compartiendo vestuario en los Lakers con Kobe Bryant-, que sigue jugando a tirar todo lo que puede (16 puntos).

Sin embargo, el mayor empaque del Real Madrid le ha servido para llevarse el encuentro. Llull ha demostrado que es uno de los mejores comboguard de Europa en la actualidad. Sus ocho fallos (0-8) desde el triple empañan la estadística, pero el base de Maó ha repartido 11 asistencias y ha logrado dobles dígitos en la anotación. El Real Madrid sigue carburando y cosechando triunfo tras triunfo. La temporada es muy larga y esto no ha hecho más que comenzar.

@jlgllagues


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.