discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

(Video) La Estación Espacial internacional vista desde Es Born de Ciutadella

Gustau Liz capta una imagen de gran interés para los aficionados a la astronomía

La Estación Espacial Internacional se ha convertido ya en uno de los elementos más fáciles de observar en el cielo estrellado
La Estación Espacial Internacional se ha convertido ya en uno de los elementos más fáciles de observar en el cielo estrellado

Mirar al cielo estrellado y ver luces nos puede parecer bonito. Pero para quien sabe lo que ve, el interés es mayor. Así es como el vecino de Ciutadella y aficionado a la astronomía Gustau Liz ha captado el momento en el que, desde la céntrica plaza de Es Born, se podían distinguir algunos elementos interesantes como Venus y la Estación Espacial Internacional (ISS).

La estación es un centro de investigación en la órbita terrestre, cuya administración, gestión y desarrollo está a cargo de la cooperación internacional. El proyecto funciona como una estación espacial permanentemente tripulada, en la que rotan equipos de astronautas e investigadores de las cinco agencias del espacio participantes, entre las que está la Agencia Espacial Europea (ESA). Está considerada como uno de los logros más grandes de la ingeniería.

La estación espacial es un elemento minúsculo en el cielo estrellado pero, con el juego de luces que le ofrece la luna en este video, se aprecia perfectamente su paso en la rotación que hace a nuestro planeta y que lo sitúa en la imagen frente a otro astro particularmente iluminado para esta filmación; el planeta Venus.

Venus es el astro más característico en los cielos de la mañana y de la tarde de la Tierra (después del Sol y la Luna), y es conocido por el hombre desde la prehistoria. Uno de los documentos más antiguos que sobreviven de la biblioteca babilónica, datado sobre el 1600 antes de Cristo, es un registro de 21 años del aspecto de Venus. Venus se consideró como el más importante de los cuerpos celestes observados por los mayas, que lo llamaron «Chak ek» (la gran estrella). Al encontrarse la órbita de Venus entre la Tierra y el Sol, desde la Tierra se pueden distinguir sus diferentes fases de una forma parecida a las de la Luna. Galileo Galilei fue la primera persona en observar las fases de Venus en diciembre de 1610, una observación que sostenía la entonces discutida teoría heliocéntrica de Copérnico.

 


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.