Endesa
Saltar este contenido

Año Nuevo

Un artículo de Manolo Bonet


Los votos del Nuevo Año que efusivamente albergamos y comunicamos en estas fechas hablan de nuestro ser como tiempo y espacio. Es la física cuántica que nos da de bruces en esto mostrándonos el tándem en que vamos subidos.

Y si son 365/366 los días computados lo serán las estaciones quienes se encarguen de su diseño en el que todo, todos y todas estamos implicados.

Conocido es el “Efecto Mariposa” como el batir de sus alas puede provocar un huracán en otra parte del mundo…

Una conocida canción reza “La vida es como una barca un remo lo mueve mi mano y otro remo lo mueve el azar… (Inteligente)”.

Si siete son los días de la semana, hoy moneda de cambio en nuestro mundo mundial, he aquí siete pautas para ejercer este Efecto Mariposa.

Habla directamente con las personas en lugar de hacer elucubraciones sobre ese o aquel malentendido.

Hazte escuchar. Poco a poco demostraras a los demás que tienes una personalidad fuerte y no te sentirás nulo o maltratado…

Con tan sólo una sonrisa o unos buenos días crearás un ambiente agradable y sano en torno a ti.

Disfruta de pequeños placeres. Una taza de café, té o chocolate mientras miras tras la ventana. Observar como duerme un bebé. Jugar con los niños. Salir de paseo con tu caniche. Cerrar los ojos y oler y percibir el sonido del mar… esto y más te proporcionarán una fuente de placer inmediata y que prolongarás en el tiempo y en el espacio. Te irán generando “Un pozo de bienestar en tu foro interior”.

Hacer pequeños gestos por los demás sin esperar nada a cambio. Pequeñas ayudas como participar en una campaña para mitigar el hambre en el mundo; conocer y ayudar a un vecino/a, así como ceder el sitio a alguien en necesidad en el autobús…esto y más crea el “Efecto Mariposa” a corto, medio y largo plazo.

Detenernos un minuto cuando nos sentimos enojados, respirar hondo y decirnos que somos afortunados por todo lo que tenemos…otro huracán…nuestros niveles de ansiedad bajaran, saldremos de la espiral del enfado y prevenimos sentimientos nada saludables. Gestos como estos previenen dolores de jaqueca, de estómago, resfriados etc. Las enfermedades están muy relacionadas con las emociones y sino preguntémosles a los Romanos del Imperio “Mens sana in corpore sano”.

Piensa en el hoy y no en el mañana. Si ahora puedes disfrutar de dar un paseo solo o en pareja, irte de viaje o reírte en la playa con los amigos/gas compartiendo unos bocatas…esto y más generaran tu banco de bienestar y más aun de “bien ser”… este año.

Y como final este “mudra” (gesto corporal a guisa de voto):

“Yo honro el lugar dentro de ti donde el universo entero reside.

Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz.

Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, sólo somos Uno.”

Venturosas y plenas las “Estaciones del Nuevo 2017”.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.