Saltar este contenido

Bajan los nitratos del agua de Maó

Sólo la red de distribución de Sant Climent cumple con todos los requisitos

Depósito de agua en Malbúger.


El agua de Maó sigue con unos niveles de contaminación por nitratos superiores a los permitidos por la Organización Mundial de la Salud, sin embargo, su calidad ha mejorado notablemente según los primeros análisis de 2017 que se hicieron públicos este lunes por parte del Ajuntament de Maó.

A pesar de detectarse una mejora significativa, sólo una red de distribución cumple con los requisitos d ela OMS que señala que los nitratos no pueden sobre pasar los 50 miligramos por litro. En el primer análisis realizado en 2017 se constata que que en cinco de las siete redes de distribución de agua existentes en Maó, la calidad ha mejorado. En la de Cala Llonga se mantiene el nivel de contaminación por nitratos y sólo en Llucmaçanes se detecta un incremento.

La única parte del término municipal que bebe agua de acuerdo a las recomendaciones de la OMS es Sant Climent ya que posee un índice de 48,6 miligramos por litro. La peor agua llega a Cala Llonga con 66,3. La de Favaritx y  Es Grau también supera los 60 miligramos.

Sin embargo cabe esperar que los datos de febrero sean mejores. El gran caudal de agua en forma de precipitaciones diversas que se ha registrado en enero  deberá rellenar los acuíferos y diluir aún más los nitratos por lo que el índice de contaminación debería reducirse.

Hay que recordar que los niveles de nitratos no implican que el agua no sea potable. Pero sí se recomienda que determinados grupos de riesgo como bebés o personas con enfermedades crónicas no la beban.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.