discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

¿Es Menorca un oasis penitenciario si te encarcelan por el caso Nóos o por las tarjetas black?

Esta es la tesis que defienden desde El Confidencial.com, definiendo a la prisión de la isla como tranquila y con un "entorno amigable"

Imagen en Google Maps de la situación geográfica del centro penitenciario de Menorca.
Imagen en Google Maps de la situación geográfica del centro penitenciario de Menorca.

Los grandes juicios sobre la corrupción van dejando los primeros encarcelados, aunque a cuentagotas. Y los medios especializados ya se preguntan cual podría ser el destino ideal para unas personas que después de moverse entre la parte alta de la sociedad -y llevar una vida a todo tren- ahora deben estar una temporada entre rejas tras ser declarados culpables en las tramas del instituto Nóos o de las tarjetas Black, por poner dos ejemplos.

Y uno de esos posibles destinos es Menorca. Al menos, eso creen en el medio especializado El Confidencial.com, donde definen a la isla como un “oasis penitenciario” junto a Santa Cruz de Tenerife. Exponen que el clima -“La temperatura media en la isla de Menorca es de 17,5 grados. No hay inviernos fríos ni veranos excesivamente calurosos”- es uno de los puntos fuertes de una posible condena, ya que las “horas de patio” serán más agradables.

También apuntan como ventajas para estas personas -sobretodo para condenas cortas- la escasez de presión mediática y conflictividad: “Si se respetan la disciplina y las normas de comportamientos, hay un entorno amigable…. ‘Un chollo, vaya’, recalca un veterano funcionario de prisiones”.

La poca presencia de reclusos y el hecho de tener una celda individual para el condenado también son ventajas destacadas: “Ahora no llega a los 60 y eso que tiene capacidad para 210 reclusos. Inaugurada el 28 de julio de 2011, tiene 84 celdas repartidas en dos módulos, más otras 24 de ingresos y salidas, por lo que los pocos reos que hay no tienen la necesidad de compartir celda“. De hecho la cárcel cuenta con más funcionarios (85) que pressos: “Aquí tampoco hay reclusos conflictivos. Son presos vinculados con la isla, porque cometieron aquí los delitos o porque sus familias residen aquí”, explica uno de los funcionarios a El Confidencial.

Sin embargo, no explican en el texto que en la prisión de la isla sí ha habido conflictos, con fallecimientos por suicidio de presos y por denuncias públicas de maltrato contra algunos de los funcionarios. A lo mejor, no es el oasis que pintan.

Pincha aquí para leer el artículo completo.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.