discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

El campo menorquín sufre por la poca rentabilidad y la presión de la gente

El nuevo presidente de Agrame, Luis Nadal, se marca retos

Rentabilidad.
Rentabilidad.
Agrame quiere fincas que den más dinero a sus propietarios para salvar el campo.

El nuevo presidente de Agrame, Luis Nadal, apunta como principales problemas del campo de Menorca la falta de rentabilidad de las tierras y la presión de la gente. Considera que son los principales retos a trabajar en este mandato que ahora inicia.

En lo que respecta a la rentabilidad, el líder de Agrame apunta a la posibilidad de incrementar las ganancias de los agricultores con una oferta de turismo rural asociada a explotaciones. No obstante, indica que para ello sería necesario facilitar la formalización de estos usos.

Señala  además que a los menorquines les es muy difícil poder competir en precio con los grandes productores que, por la cantidad que comercializan, pueden abaratar mucho los precios. A ello hay que añadirle el sobrecoste de la insularidad  tanto para traer materiales a la Isla como a la hora de poder exportar productos realizados aquí.

En lo que respecta a la presión de la gente, Nadal expone que hay muchas personas que recorren propiedades particulares causando daños al dejar cercados abiertos, causando ‘enderrossalls’ y similares.

A pesar de las vicisitudes que atraviesa el campo menorquín, Nadal asegura que asume el cargo “con toda la ilusión del mundo”.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.