Saltar este contenido

La leña se acumula en los bosques afectados por los tornados

Se descartan las quemas controladas de este combustible por el temor a un gran incendi

Peligro.
Peligro.
Los árboles caídos se han convertido en un gran riesgo ya que pueden causar incendios.


El conseller de Medi Ambient, Javier Ares calificó la gran cantidad de leña acumulada en el suelo por los efectos de los tres tornados como el principal problema que hay ahora tras el fenómeno meteorológico que azotó la Isla el pasado fin de semana.  Lo explicó tras la reunión de evaluación de los trabajos realizados junto a otras instituciones que tuvo lugar en Ciutadella.

Ares comentó que la primera prioridad fue abrir viales y caminos. Esta meta se consiguió en su totalidad este viernes. Ahora el problema es el combustible orgánico acumulado en los bosques. Cabe recordar que los tres ‘caps de fibló’ arrancaron hasta 3.000 árboles en la costa sur de Ciutadella. Toda esta madera se está secando y cada día aumenta el riesgo de un gran incendio.

Ares comentó que los troncos pequeños y medianos son fáciles de retirar, ero los más grandes representan una gran dificultad y obliga a trocearlos y retirarlos. Además  hay otros condicionantes como que favorecen la aparición de ciertas plagas o los derechos de los propietarios de las tierras en donde cayeron. Según la ley cada finca puede reservarse hasta 8 toneladas de madera para el uso que considere oportuno.

Por otro lado, tres ‘llocs’ han presentado ante el Consell los daños sufridos en sus fincas por los tornados. Los técnicos de Agricultura están evaluando en estos momentos los desperfectos


Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.