discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

El potencial energético de Menorca

El reconocido científico menorquín Benjamín Carreras participa de las actividades que se cuestionan el modo de hacer una transición de modelo energético

Oleaje
Oleaje
¿Podría aprovecharse la energía del mar en Menorca?

No es nuevo. Sucedió en los años 70 del siglo pasado. La amenaza de que no hubiera petróleo para sostener el avance industrial y social de la mayor parte del planeta arrastró a todos a una crisis que disparó los precios y frenó el desarrollo. Superada esa etapa, nadie volvió a pensar en la necesidad de un plan alternativo por si un día se acababa definitivamente este recurso.
Ahora, Menorca desarrolla actos como los del viernes pasado en el Cercle Artístic de Ciutadella o el del lunes en el Consell. Charlas en las que participa el científico menorquín Benjamín Carreras, uno de los mayores expertos en fusión nuclear del mundo. Su mensaje es que nos conviene perseguir el concepto de “ciudades verdes”. El concepto de “ciudad verde” intenta promover una estabilidad visual en nuestro entorno: se marca una distribución de colores que se relaciona directamente con la sostenibilidad y que pretende promover, además de un entorno estéticamente atractivo y cuidado, acciones que permitan construir unas ciudades respetuosas con la naturaleza. Se trata entonces, de una congruencia entre funcionalismo, ecología y belleza.
Carreras advierte que las energías renovables son ideales, pero no perfectas. La captación de energía fotovoltaica sigue siendo muy limitada si se la compara a lo que ofrecen las derivadas de los combustibles fósiles pero hoy nadie pone en duda que está en juego la salud del planeta culpa de esto. Por eso hay que meterse ya en una transición que vaya combinando unas y otras. Utilizar vehículos eléctricos también es una buena opción, pero las baterías que se alimentan de energía no pueden proceder de plantas que se alimentan de carbón o fuel oil, puesto que así no se ayudaría en nada al medio ambiente.
La fusión nuclear aún no ha conseguido solventar importantes problemas; está lejos el día en el que se pueda tener la infraestructura que controle el proceso de fusión, los costes de creación de la infraestructura y el coste de gestión del proceso lo hace inviable, la energía resultante del proceso de fusión no compensa la energía que se precisa para conseguir esa fusión,…
Mientras sigan las investigaciones que quieren recrear los procesos que se producen en el astro solar, lo que nos queda es aprender a aprovechar los recursos que tenemos. La biomasa está aquí, aunque no es inagotable. La eólica y la solar son las que siguen como las opciones más probables, pero no son la panacea. Nadie ha hablado en serio de la maremotriz. Carreras apunta que ya se está aprovechando en las islas Hawai y, por eso, hace algunos años que está recogiendo datos, con la ayuda de científicos de las islas, para establecer si la corriente del norte de Menorca podría aprovecharse. No hay aún datos concluyentes, pero nada se pierde por seguir investigando.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.