discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

El destino de las encinas de la rotonda de El Pilar

El Consell afirma que las obras de la general sólo han obligado a atalar seis ejemplares de los que tres ya estaban muertos

Carretera general.
Carretera general.
Para posibilitar un tráfico más fluido por la general se trasplantaron numerosos árboles del cruce de El Pilar.

El Consell de Menorca asegura que la gran mayoría de árboles afectados por las obras de la rotonda de El Pilar en el tramo Ciutadella-Ferreries se encuentran trasplantados o en vías de hacerlo. De esta forma responde a las críticas vertidas en los últimos días sobre esta cuestión en las que se aseguraba que se habían eliminado más de una veintena. La cuestión llegará en los próximos días al Parlament balear por boca de Antoni Camps, diputado autonómico del PP.

Desde el Consell se explica que las obras de mejora de la carretera Me-1 implican una ampliación de arcenes, una actuación que tiene el objetivo de acoger los vehículos lentos y, por tanto, facilitar la fluidez del tráfico. Es evidente que cualquier ampliación implica consumo de territorio. Además se han eliminado tres rotondas a doble nivel y se han sustituido por alternativas igualmente
seguras y no tan desproporcionadas.

Cabe recordar que este proyecto, además de la exposición pública preceptiva legalmente, fue presentado públicamente a los ayuntamientos de Ferreries y Ciutadella durante el mes de marzo de 2016 en varias sesiones a los consistorios y al público en general, así como  presentaciones en diversas organizaciones y colegios profesionales.

En cuanto al enlace de El Pilar no se hace sólo para acceder. Se trata de un punto de cambio de sentido que compensa la eliminación de un paso subterráneo en la Costa Nova, que era muy impactante.

Respecto a la afectación en el encinar el Consell Insular  manifiesta lo siguiente:

1. Se ha ajustado el diseño de las obras para minimizar la afección sobre cinco ejemplares de encinas existentes a la entrada de la finca de Alputzer Vell, de esta manera se ha conseguido afectar únicamente una de las encinas y preservar el resto de ejemplares.

2. Considerando el acuerdo de la Comisión de Medio Ambiente de las Islas Baleares, se ha trabajado para
trasplantar los ejemplares de porte arbóreo de encinas y ullastres, pero no se ha considerado factible el trasplante de los pinos.

3. En relación a las encinas existentes, hasta el 23 de junio pasado, había 12 encinas trasplantadas, 5 pendientes de trasplante definitivo, 9 cepas conservadas (que corresponden a encinas situadas en la coronación del desmonte o encinas con el tronco con mal estado o dañadas) que se han tratado con productos cicatrizantes y se cuidarán para que rebroten; y 6 encinas arrancadas de las cuales 3 ya estaban muertas y las otras eran de muy
difícil trasplante para la configuración del tronco y la raíz.

Además, hasta el 23 de junio también se habían trasplantado 20 ullastres. 


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.