discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Consumo inmoviliza más de 53.000 unidades de productos que suponían un riesgo para la salud de los consumidores o tenían deficiencias de etiquetado

La mayoría de productos retirados del mercado han sido juguetes y el resto, artículos industriales y eléctricos

Requisado
Requisado
Uno de los juguetes requisados por Consum.

La Dirección General de Consum de la Conselleria de Salut ha inmovilizado entre los meses de enero y julio más de 53.000 unidades de productos que suponían un riesgo para la salud de los consumidores o que presentaban deficiencias en la etiqueta. El 95 % de estos productos han sido juguetes y el 5 % restante, artículos de tipo industrial y eléctrico.

 Así lo han dado a conocer los responsables de Control de Mercado y Red de Alerta de Consumo, que han remarcado que más de la mitad de los objetos retirados del mercado han sido destruidos, mientras que el resto de objetos han retornado al mercado, una vez corregidas sus deficiencias, o han sido enviados a los proveedores.

Así, concretamente, Consumo ha inmovilizado 53.503 unidades de productos, de las cuales se han destruido 30.255, lo que supone el 56 % del total. La cuantía más importante corresponde a los juguetes de tipo girador —denominados también spinners—, de los cuales se han destruido 13.500 unidades porque se desprendían piezas pequeñas o porque el acceso a la pila era demasiado fácil.

Hay que destacar también que la Dirección General de Consumo ha publicado 12 notificaciones en la Red de Alerta de Productos Industriales de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimenticia y Nutrición (Aecosan) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. De estas doce alertas para la retirada de productos, ocho corresponden a juguetes; dos, a disfraces o a artículos de broma, y dos más, a pequeños electrodomésticos.

Los artículos para niños que se han incluido en la alerta son un juego de herramientas, un juego de objetos de cocina, dos coches, una muñeca, un tablero de madera con letras extraíbles, un juguete ventilador con silbato extraíble y una pelota de goma antiestrés. Todos presentaban riesgo de asfixia porque se desprendían sus piezas. También se han retirado dos máscaras de animales porque eran inflamables y dos secadores de pelo porque comportaban un riesgo de choque eléctrico.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.