discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Menorca se toma en serio la economía colaborativa y la tecnología para hacer más eficiente el transporte

Ya empiezan a fraguarse iniciativas privadas para introducir en Menorca un flota de coches eléctricos "que se comparten"

Rideshare es el término sajón que significa compartir ruta
Rideshare es el término sajón que significa compartir ruta
Los métodos de economía colaborativa son más eficientes y cambiarán nuestra forma de movernos

Jesús Cardona es el responsable de las DEM Directrices Estratégicas de Menorca. En los últimos años ha estado trabajando en los monográficos de modelo energético y, dentro de este tema, también en la coordinación de los talleres SWAT (Sustainable Workshop Architecture Technology) de la Delft University of Technology (TUD, Paises Bajos). Con este bagage puede explicar las soluciones que vienen a tener más sentido para implantarse en un futuro próximo en Menorca. Mientras muchos miraban a la movilidad eléctrica (o en su defecto híbrida) como la gran apuesta, Cardona habla de otra forma de entender el transporte.

Algunos medios especializados ya plantean que la tecnología conseguirá que las personas utilicen cada día los medios de transporte de forma más eficiente y sostenible, resolviendo problemas de tráfico y contaminación por emisión de gases de efecto invernadero. La tecnología en este campo ya ha avanzado mucho: las puertas de los automóviles se pueden desbloquear por medios remotos, sin necesidad de llaves físicas; lo que facilita el alquiler de coches por horas, en lugar de días; y evita tener que devolver el coche en el mismo lugar donde se recogió.

Un navegador GPS nos puede guiar con seguridad a destinos no tan frecuentes o del todo desconocidos, o ayudar a hacer nuestras rutas con mayor comodidad o ahorro de costes. Por eso es posible que en el futuro los coches sin conductor pueblen nuestras calles. Así lo confirmaban desde algún concesionario menorquín en una entrevista. Pero una segunda derivada nos lleva a encontrar consecuencias más relevantes. Además de poder llamar un taxi desde una aplicación de smartphone; las redes de telefonía móvil y la popularización de los teléfonos inteligentes, con sus capacidades de redes sociales, también permiten que las personas se coordinen para lograr una movilidad más eficiente, compartiendo los viajes y los automóviles privados. Según Cardona, una marca está planteando traer una serie de coches eléctricos a la isla para que sean compartidos por los usuarios de un servicio concreto y coordinado por teléfono móvil.

De manera que se harán rutas en función de las necesidades de los usuarios y de la disponibilidad del vehículo más cercano. Así se espera mejorar mucho los ratios de eficiencia. Si funciona, éste podría ser un planteamiento para extenderse por la isla reduciendo mucho la presencia de coches particulares.

Para este punto es importante distinguir entre compartir los coches (“carsharing”) y compartir los viajes (“ridesharing”). Si una persona conduce un determinado coche, y luego lo conduce otra persona (por ejemplo, en un alquiler por horas), esto es compartir coche. También es compartir coche usar un taxi y, en cuanto a eficiencia energética, hay poca diferencia entre pararlo en la calle, o si viene a recogerte mediante una llamada telefónica o una aplicación de teléfono inteligente.
Sin embargo si, en lugar de ir a trabajar cada uno en su propio coche, encontramos varias personas que tienen trayectos compatibles, y van juntos en un solo coche para ahorrar compartiendo gastos; esto es algo muy distinto; se trata de compartir los viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.