discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Los policías locales piden más protección para trabajar

Denuncian la falta de chalecos antibalas y otros elementos de defensa

Más pertrechos.
Más pertrechos.
Los agentes piden trabajar con más elementos de protección.

Las policías locales de Menorca no tienen suficiente material para afrontar situaciones violentas de alto riesgo. Se trata de un tema que vienen denunciando desde hace tiempo, pero la última pelea con armas blancas en las fiestas de Sant Lluís han devuelto el tema a  la primera línea de debate.

El portavoz de los agentes municipales menorquines, Ramon Silvela explica que una de las carencias más notorias es la falta de suficientes chalecos de protección antibalas y antitrauma. Silvela asegura que hay municipios que apenas cuentan con dos, tres o cuatro de estos artículos para la protección de todos los agentes. “El único consistorio que está bastante equipado es el de Ciutadella tras la redacción del Plan de Protección con motivo de las fiestas de Sant Joan”.

Esta reivindicación de más medios viene de hace tiempo, pero Silvela afirma que hay concejales en los ayuntamientos que no son conscientes del problema. “Parece que vivan en un mundo diferente del actual”.  El portavoz recuerda que muchas veces los agentes municipales deben intervenir en peleas como la de Sant Lluís con armas  blancas. También hay muchos servicios para atender casos de violencia doméstica en los que el agresor blande un arma de este tipo.

Ramon Silvela recuerda también que todo el estado se encuentra en alerta 4 por amenaza terrorista y que en Menorca hay un buen número de cazadores que tienen armas de fuego en casa, entre otros peligros.


Comentarios (2)

    1. Evidentement un caçador per si mateix no es un problema, el problema es presenta quan els Policies han d’intervenir a un domicili per un cas de violència de gènere i hi han armes de caça en aquesta vivenda, que multipliquen el risc.
      Amb això tampoc se vol dir que un caçador hagi de ser un maltratador, només que les situacions de risc, son més freqüents del que ens pensam

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.