discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Ayuntamientos de Menorca recibirán ayudas para gestión de residuos

Sant Lluís pondrá en marcha un proyecto de compostaje doméstico y Ciutadella potenciará su punto verde

Camión de recogida de residuos
Camión de recogida de residuos

Este año los ayuntamientos de las Illes Balears recibirán 479.605 € en ayudas estatales destinadas a la gestión de residuos a través de los planes de impulso al medio ambiente, conocidos como PIMA, una herramienta para el fomento de acciones que contribuyen a la mejora de las condiciones ambientales y a la integración de las políticas de calidad ambiental con las de la lucha contra el cambio climático.

Palma recibirá 310.992 € de la línea PIMA residuos-biogás, el 44% del presupuesto estatal, para dos proyectos que presentó Emaya: uno de inyección a la red y producción de energía eléctrica mediante microturbinas alimentadas por biogás procedente del vertedero de Son Reus y otro para suministrar calor a la piscina municipal de Sant Jordi mediante la depuradora. Esta línea de subvenciones quiere incentivar los usos que permitan aprovechar el potencial energético del biogás, reducir emisiones y mejorar la gestión del biogás generado en los vertederos, en la digestión aerobia de los residuos agrícolas y ganaderos y de los lodos de depuradoras.

Para PIMA residuos se han concedido 66.935 €, de un total de 70.833 € solicitados. Con la subvención los ayuntamientos de Calvià y Sant Lluís pondrán en marcha un proyecto de compostaje doméstico y comunitario de bioresiduos; Marratxí tendrá uno para compostaje doméstico; Esporles para compostaje comunitario; Binissalem, para compostaje comunitario escolar, y Campanet, para compostaje comunitario escolar y doméstico.

De las líneas de subvención de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), destinadas a la adecuación de parques verdes o centros de recogida a la nueva normativa de RAEE, los ayuntamientos de las Illes Balears han conseguido 101.678 €. Los ayuntamientos de Santa Margalida, Calvià, Ciutadella  y Sant Lluís, con la parte de la ayuda que les corresponde, impulsarán las mejoras de las instalaciones de los puntos verdes, mientras que el de Sant Llorenç des Cardassar implantará sistemas informáticos.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.