Endesa
Saltar este contenido

El paisaje debe marcar la selección de monumentos talayóticos para la candidatura de la Unesco

Mónica Luengo asesora al Consell sobre como reformular la propuesta de Menorca Talayótica a Patrimonio de la Humanidad

Inspección.
Inspección.
Mónica Luengo y el conseller de Cultura, Miquel Àngel Maria, visitaron algunos yacimientos de la cultura talayótica para ver sus posibilidades de cara a la candidatura a Patrimonio de la Humanidad.

Menorca deberá seleccionar los monumentos que conformen la candidatura a Patrimonio de la Humanidad según su paisaje y no su tipología. Así lo apunta Mónica Luengo, experta en paisajes culturales y miembro del Instituto Icomos quien los días 29 y 30 se agosto se  desplazó a la Isla  con el fin de asesorar al Comité Técnico en el trabajo de reorientación de la candidatura de la Menorca Talayótica.

Durante su estancia en Menorca visitó algunos de los yacimientos que forman parte de la candidatura de la Menorca Talayótica: Trepucó, Cornia Nou, Talatí de Dalt, Torre d’en Galmés, Torralba y Calescoves y pudo valorar in situ el potencial de los bienes menorquines como candidatos a patrimonio mundial, así como la importancia de la su relación con el paisaje de la isla.

La experta de Icomos manifestó su convencimiento de que los vestigios arquitectónicos de época talayótica y el paisaje que han ayudado a configurar tienen un indudable valor universal excepcional; pero que será necesario desarrollar los estudios adecuados para justificar y dar a entender a los evaluadores de Icomos este valor conjunto de los restos arqueológicos y su relación con el paisaje.

Por ello incidió en que  la revisión del expediente deberá ser muy cuidadosa no sólo en el contenido, sino también en la forma, tomando como base el gran trabajo realizado anteriormente.

Mónica Luengo expuso que, dada la importancia que los evaluadores han dado a la relación de los yacimientos entre ellos y con su entorno territorial, la elección de los bienes que formen parte de la serie del nuevo expediente deberá hacerse en función de criterios paisajísticos, y no sólo tipológicos. La elaboración de la lista definitiva de bienes, por lo tanto, deberá ser el resultado de un trabajo de investigación sobre arqueología y paisaje.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.