discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

El Govern pide a Madrid que todo el mundo pueda recuperar la tarjeta sanitaria

La Justicia rechaza que la CAIB pueda atender a los inmigrantes en situación irregular

Sanidad universal.
Sanidad universal.
El Govern lucha contra el Gpobierno central para que nadie se quede sin tarjeta del IB-Salut

El Govern de les Illes Balears exige al Gobierno español la derogación del Real Decreto 16/2012 y que no ponga obstáculos al derecho universal a la sanidad pública. Así lo señaló  la portavoz del Govern, Pilar Costa, quien reiteró esta exigencia después de que en la reunión del Consell de Govern se tratara la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears (TSJIB), con fecha del pasado martes día 5 de septiembre, que anula, en primera instancia, la Instrucción del director general del Servicio de Salud de 17 julio de 2015 por la que se establecen, con carácter de urgencia, los trámites que se han de llevar a cabo con el objeto de garantizar el derecho al acceso a la asistencia sanitaria de las personas extranjeras sin recursos económicos suficientes, en el ámbito de gestión del Servicio de Salud de las Illes Balears.

Gracias a dicha instrucción, hasta hoy un total de 8.281 personas inmigrantes en las Illes Balears han recuperado la tarjeta sanitaria, que les permite el acceso gratuito a la atención primaria, a la atención hospitalaria y a la prestación farmacéutica.

La resolución del TSJIB da respuesta al recurso contencioso-administrativo presentado por el Gobierno español, a través de la Abogacía del Estado, contra esta instrucción, con el argumento de que contraviene el Real Decreto 16/2012. Pilar Costa ha explicado que la sentencia no es firme y que los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma presentarán un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. «Garantizaremos la asistencia sanitaria a todos los ciudadanos de las Illes Balears, independientemente de su origen y de su situación administrativa», ha dicho la portavoz, la cual ha recordado que tanto el Estatuto de Autonomía como la Ley de Salud de las Illes Balears garantizan el derecho al acceso a un sistema sanitario público de carácter universal.

Por esta razón, Costa ha hecho un llamamiento al Gobierno español y al Partido Popular para que, después de cinco años de vigencia, deroguen el Real Decreto 16/2012, el cual determina «uno de los recortes sociales más injustos, ineficaces y peligrosos» de los que se han aplicado durante los últimos años.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.