discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

“Los torrentes no van a estar limpios y preparados ni en 2018”

Entrevista a Joan Simonet, presidente de Asaja

Simonet, posando tras la entrevista.-10-26at18.26.17_2__thumb_660
Simonet, posando tras la entrevista.-10-26at18.26.17_2__thumb_660

En unas islas eminentemente turísticas, el campo balear saca la cabeza y reivindica su actividad, su historia y su aportación social y medioambiental. Lo hace ahora, con una de las mayores amenazas a las que se ha enfrentado, la Xyllela, y con una sensación de “desidia continua” por parte de la Administración. mallorcadiario.com se sienta con Joan Simonet, gerente de la organización Asaja, que suma cerca de 4.000 asociados. “La agricultura no es poesía, no es folklore: es una actividad económica que necesita ayuda y una estrategia real”, sentencia.

Eran pocos los problemas y llegó la Xylella…

Sí, es el último nos ha caído encima pero el campo balear tiene problemas estructurales, que vienen de hace muchísimos años y no se cambian de un día para otro: la baja rentabilidad, el alto precio de las tierras ya que aquí se valoran en base a su poder urbanístico y no de cultivo, etc.

¿El campo avanza hacia la turistización?

El turismo puede ser un gran oportunidad para el campo balear si las rentas que deja el turismo se quedan en él. Lo que no puede ser es que el turismo se aproveche de este sector y no haya retorno.

¿Qué proponen?

Estaría la opción de comprar productos fabricados en las islas, o que parte de las rentas turísticas fuesen a las explotaciones a través de la actividad complementaria, sobre todo, aquellas que per se no tienen una capacidad productiva suficiente, por ejemplo, una finca de secano de Andratx o del Raiguer que produce almendra y algarroba. El turista no comprará ese producto porque no es consumible en el momento y sí genera un paisaje y un retorno medioambiental. Si esa explotación pudiera desarrollar de una manera fácil una actividad agroturística, a cambio de mantener las explotaciones, sería un retorno directo. Un agrocompromiso.

No creo que esa idea guste mucho a los ecologistas.

En el momento que fincas como La Trapa puedan vivir de lo que producen, me quitaré el sombrero y les daré la razón. Hasta entonces, mantengo que la agricultura no es poesía ni folklore: es una actividad económica como pueda ser un comercio de Palma. Estas ideas de que hace 50 años vivíamos de la tierra y tal… Mire, hace 50 años malvivíamos con un trozo de pan y cuatro higos seco. Todos los agricultores son empresarios y además, la actividad repercute en toda la sociedad: limpieza del terreno, lucha contra incendios, paisaje…

¿Hasta cuándo aguantará esta actividad en Balears?

Hay tres grandes modelos de explotación: uno, la agricultura más capitalizada, las más productivista (nuevas plantaciones de olivo, de viña, patata…) Generan empleo, tienen unos mercados claros, capacidad de crecimiento a pesar de los problemas existentes, etc. El segundo modelo es el de la pequeña explotación familiar: menos capitalizada, pequeños márgenes y venta de productos en pequeños mercados y luego están las pequeñas explotaciones de secano que no tienen acceso a agua, sus suelo son pobres y si no es a base de ayudas, están destinadas a desaparecer o convertirse en bosque. Aquí viene el problema: o le damos a la máquina de los euros o les damos viabilidad para que pierdan menos dinero. ¿Cómo? Con el mundo del caballo, el senderismo, el ocio, etc. Porque no debemos pensar solo en el turista extranjero: los mallorquines, de clase baja-media, que no puedan pagarse un agroturismo? Nosotros defendemos que, como el campo balear tiene muchos problemas, hay que buscar muchas soluciones sin descartar ninguna.

¿Y cuál es la respuesta de la Administración?

Pensábamos que la Ley Agraria, que tuvo un consenso amplísimo, sería una herramienta para abrir la puerta a todo tipo de explotaciones. Pero no. Hace dos años se suspendieron dos artículos que la dejaron muy tocada y espero que algún dia de éstos nos presenten la nueva redacción. Las ayudas son importantes y es verdad que se ha dotado el Plan de Desarrollo Rural pero estamos resolviendo ayudas solicitadas en enero de 2016. Que no es pagar. Hay que acabar con estos retrasos y la falta de implicación de la Administración.

¿Desinterés?

No sé si es desinterés o falta de conocimiento. En política medioambiental, pura y dura, hay avances: parques naturales, zona de especial protección de las aves, restricciones de agua… Pero para nuestro sector no. Exigimos proyectos y compromiso real.

¿Como con los torrentes? El inicio de la limpieza llegará en noviembre, cuatro meses después de lo establecido, por problemas administrativos.

Por mucho que digan algunos gurús, los están sucios. Si vemos fotos aéreas de los años 50 o 70, comprobamos que estaban limpios. Y la razón no es otra que la actividad agrícola de alrededor de los mismos: eran los mismos pageses los que limpiaban la red. Ahora, con la supeusta protreccion medioambiental, se ha ido prohibiendo y ralentizando el mantenimiento. La cuestión es_ si sabemos que hay una urgencia, se actúa de urgencia. No entendemos tanta lentitud. Igual habría que haber aceptado el recurso del Colegio de Ingenieros Agrónomos que no pedían nada raro, pero no. Se ha retrasado más de la cuenta.

¿Cuánto cree que tardará la limpieza real?

No estarán limpios para esta temporada. No hay ni tiempo ni medios; la red es enorme y está fatal conservada. Además, recordemos que las inundaciones no suelen ser generalizadas sino por sectores y si tienes limpio un tramo pero el siguiente no, vienen los problemas. Si hay dinero, hay que gastarlo y si no, dar facilidades a la gente que puede hacerlo. Esperemos que no haya lluvias torrenciales.

Según la conselleria, se ha limpiado este año más que en dos años de la legislatura pasada.

No sé cómo hacen las mediaciones. Imagino que priorizan, como es normal, las zonas pobladas y las agrarias se quedan para lo último. Si atravesamos ahora zonas de Es Pla, veremos los sergals -los “afluentes” de los torrentes- totalmente saturados de cañas y maleza, taponando la red y haciendo balsas que pudren la tierra y el cultivo. Lo que ocurrió la temporada pasada.

Las ayudas de 1.8 millones aún no han llegado y el Consell de Mallorca dice que intermediará ante Madrid.

El ministerio no tiene competencias a menos que sea zona catastrófica: Madrid daba bonificaciones fiscales. Quien puede dar ayudas directas es el Govern. Imagino que el Consell, gobernado por los mismos partidos, va a los pueblos y se quejan de las ayudas de Madrid pero se olvida que la Conselleria anunció 1.8 millones y aún no se han pagado. Hay dinero y hay dotación pero no llega al agricultor. Como si no lo tuvieras.

¿Cuál es el alcance de la Xylella? ¿Cómo le explicaría a un ciudadano de a pie las consecuencias a corto y largo plazo?

A largo aún no lo sabemos. Puede haber cambio de paisaje y más que probablemente habrá efectos sobre todo en el tercer grupo del que hablaba antes. Ya vemos efectos en almendros, frutos secos.

¿Este invierno veremos menos almendros en flor?

Muchos menos porque, además, es un cultivo envejecido para el que no ha habido renovación de aguas. Se hacen planes de ayuda de replantación pero son parches. Necesitamos planes de choque potentes. Por ejemplo, desde Marratxí hasta Campanet, el almendro está prácticamente todo afectado. Es curioso, no obstante, cómo algunos árboles han resistido y resisten en un mar de otros infectados. Hay que trabajar muchísimo en investigación.

Europa ha aceptado el plan de contención y no la tala masiva.

Menos mal. Yo, medio en broma, dije que si nos obligaban a la tala masiva, teníamos que salir de la UE. Es un gran paso, logrado entre la conselleria, el ministerio, los eurodiputados. Me consta que Rosa Estaràs se ha involucrado mucho. De todas formas, nuestro plan para el almendro, a priori, pasaría por el arranque de plantaciones envejecidas, el manteniemiento de las tierras durante unos años para que sean cultivables, y luego ya, la fase de replantación con variedades resistentes. Para ello, hay que hacer mucho pedagogía y sacar con líneas de inversión golosas. No como ha pasado en otras ocasiones que se ofrece dinero pero, el plan es tan inútil, que la gente no lo pide.

¿De cuánto dinero estaríamos hablando?

Al menos 10 y 15 millones serían necesarios.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.