Saltar este contenido

La fiesta de Som refugiats reclamará otra política al Estado

Asegura que no se han cumplido las previsiones para acoger refugiados y que por eso Menorca no ha recibido aún a ninguno

Murales alusivos a los refugiados en Maó
Murales alusivos a los refugiados en Maó
Desde que comenzara la crisis de los refugiados, las muestras de solidaridad han ido a más, pero también sentimientos contrarios


No era lo que nos dijeron: La gran afluencia de personas que huyen de la guerra de Siria, pero también otros muchos motivos en familias que emigran de país en país buscando la prosperidad europea, llegaron a superar las previsiones de Europa. España se comprometió en su día a acoger a un determinado número de inmigrantes pero, según Som refugiats, las palabras distan mucho de la realidad. A Menorca, sin ir más lejos, no ha llegado aún nadie.

Por eso el próximo día 04 se ha organizado una fiesta en Ciutadella para sensibilizar respecto a lo que significa ser emigrante y a romper algunas ideologías que están fomentando un racismo que se instala con facilidad en la sociedad. El cupo que se estipuló que podría acoger Menorca era de unas pocas decenas de personas.

Som refugiats sabe lo que está pasando en mitad del mar Mediterraneo o en los campos de refugiados que hay en Chios (Grecia). Por ese motivo cuentan con el apoyo de muchos músicos y artistas que crean algo así como un festival en el que se recogeran fondos para los cooperantes que están ayudando in situ.

También han invitado a personas que han trabajado hasta el momento en las embarcaciones de rescate que salvan vidas (no siempre llegan a tiempo) cuando personas salen de África a la búsqueda de una idealizada Europa. En un espacio contiguo a la Sala Multifuncional se realizará un evento en el que participarán artistas como Guiem Soldevila, Leonmanso, Pinyeta Pinyol, Índigo, Marc Gatsby, Víctor Uagba, Som Gospel Menorca, Geliah Dansànima y el grupo Aurore Gracient de Art en Moviment. Según Agustí Mercadal de A Menorca Som Refugiats, habrá unas actuaciones guiadas por la actriz y bailarina Carme Taltavull y su hermano, el también actor y bailarín Joan Taltavull. Correrán con el guión y dirección Mari Genestar y Damià Bosch. Participará en la cita Fernando Pujol, representante de la ONG Proactiva Open Arms, así como el refugiado sirio Abu Bakr Mahmoud, que narrará en en primera persona su experiencia.

Las entradas, según la edad del espectador, varía entre 5 y 10 euros. También participa Pinyeta Pinyol, haciendo del evento un lugar apto para todos los públicos.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.