discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Este invierno se cambiarán una docena de árboles de la Avenida Menorca de Maó

Los vecinos se quejaban de los perjuicios que crean; en ciertos casos impedían abrir las ventanas de algunos pisos

Populus canadiense
Populus canadiense
Sus hojas son solo uno de los motivos por los que los vecinos no quieren estos árboles

El problema empezó hace dos o tres décadas atrás, cuando se escogió el tipo de árbol que consideraron que iría bien para la avenida. La especie que escogieron fue una que tenía algunas ventajas. Los populus x canadensis o Álamos negros del Canadá tienen un amplio follaje en verano y al caer sus hojas, dejan pasar la luz en invierno. Pero aquí es donde acaban sus ventajas.

Sus hojas tiene una sustancia viscosa que hace que cuando caen al suelo se queden pegadas en el suelo o en las suelas de los zapatos de los viandantes. Las semillas están recubiertas de una especie de pelusa que llena las calles de un blanco en primavera. Llegan a crecer 30 metros y, a menos que trabajes en la industria maderera, poco vas a poder disfrutar de esta especie de árboles.

Ahora el ayuntamiento ha tomado la decisión de retirar al menos una docena de estos ejemplares por los perjuicios que están creando, y escuchando las quejas de los vecinos que esperan que el plan renove de árboles que tiene en marcha en consistorio llegue a su barrio. Por eso este invierno se irán sustituyendo los árboles de dos en dos buscando un tipo de árbol más pequeño, que no atrae pulgón, que no provoque problemas por sus raíces y que cambiará el aspecto de la avenida en positivo.

Desde el Ayuntamiento han explicado que algunas ramas de los árboles actuales han crecido tanto que no permiten a los vecinos de los pisos bajos a abrir con normalidad sus ventanas.


Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.