discovreymenorcaBonninsanso

Endesa
Saltar este contenido

Algo se cuece en Alaior

El ayuntamiento reparte panes de San Diego para mantener una tradición que habla de un milagro, de fortuna y de rosas

Panets de Sant Diego
Panets de Sant Diego
Aunque son comestibles, hay quienes solo los quieren para atraer la fortuna (Foto: Rosa Rotger - Blog Tiberis)

No se extrañe si este fin de semana ve que algunas personas de Alaior se guardan en su bolso o chaqueta un pedazo de pan pequeño. Son los panes de San Diego. Horneados sin levadura, son pequeños y duros. Además, en el proceso de horneado les han hecho unos cortes que, al tostarse, hacen que se asemeje a una flor. Y si ven que nadie les pega bocado, también tiene explicación. Vamos a ello.

Cuenta la leyenda que un clérigo de nombre Diego, sisaba pan del convento para repartirlo entre los hambrientos. Algo loable pero poco apropiado en opinión del prior que se encargó de vigilar de cerca los movimientos del benevolente Diego. En una de esas idas y venidas entre el horno del convento y la puerta de detrás, el prior dio alto a Diego que, a la sazón, llevaba algo escondido entre sus ropajes. Al ir a descubrir al ladrón para aplicar la reprimenda oportuna, lo que se suponían panes no eran si no rosas.

Este milagro permitió que a la postre se recordara a San Diego y a su hazaña. En su memoria, llegando al día de la onomástica, se cocinan estos pequeños panes. Más que para comer, se trata de guardarlos. Dicen que trae buena suerte y fortuna.

El ayuntamiento de Alaior detectó que cada vez había menos personas que mantenían esta tradición y, para que no se perdiera, encargó a un panadero local que hiciera estos panes y los repartiera entre la población. Y así es como se hace. Además, el sábado, la regidora de cultura Isabel Rodríguez, versará en el marco del Patio de Sa Lluna y antiguo convento de San Diego, de la figura del jesuita-franciscano Diego Saura (Alaior 1598-Marinduque 1631). Un personaje con una historia singular a conocer y que, aunque tiene un retrato en el consistorio, sigue siendo alguien misterioso para muchos (incluso los que estudian la historia). La charla empezará a las 19 horas.

Luego habrá un recital de música del renacimiento y luego se repartirán los panes. Además, según indican desde el ayuntamiento, en la misa del domingo a las 10’30 horas en la parroquia de Santa Eulàlia también se repartirán dichos panes.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.