Saltar este contenido

Hacia una asistencia integral, social y sanitaria, de calidad, eficiente y humana

Lola Maiques Flores


Casi un centenar de profesionales participaron el viernes pasado en la ‘I Jornada d’Atenció a la Cronicitat’, un encuentro que permitió a los participantes conocer con más detalles el “Programa de paciente crónico complejo y paciente crónico avanzado”, debatir sus aspectos más críticos e intercambiar experiencias sobre la atención a este tipo de pacientes. El Área de Salud de Menorca se orienta así a dar respuesta a realidades que progresivamente están condicionando la manera de abordar la asistencia a las personas con alta vulnerabilidad social o incapacitadas por causa de enfermedades crónicas complejas, dependencia o enfermedades mentales.

Realidades que están detrás de la VIII Jornada de Actualización en Cuidados Paliativos celebrada el pasado 16 de noviembre en Lleida con la participación de 140 asistentes; los doce proyectos becados por la Catedra Hestia en Atención Integrada Social y Sanitaria, que se presentaron en la Universitat Internacional de Catalunya a finales de ese mismo mes; la Fundación Humans; o la “Jornada sobre la calidad y la humanización de la asistencia sanitaria en la Comunidad de Madrid”, llevada a cabo el pasado jueves en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de la capital española.

Manualidades como parte de la terapia del Centro de Día Sant Lluis. FOTO.- LMF
Manualidades como parte de la terapia del Centro de Día Sant Lluis. FOTO.- LMF

Realidades como la mayor esperanza de vida, los rápidos avances que han motivado una “explosión” de tratamientos médicos o la sobreinformación exigen innovar en la organización y la gestión sanitaria e introducir un cambio en los modelos asistenciales y terapéuticos para incentivar la calidad, garantizar la sostenibilidad del sistema y, sobre todo, potenciar la participación de los pacientes en un proceso, en el que son los grandes protagonistas, más en casos complejos y/o crónicos.

La colaboración de la Administración pública y el sector privado; la participación de gestores expertos y sensibles; la implicación de los profesionales, cuyos conocimientos, cercanía, respeto y empatía resultan indispensables; y el compromiso de los pacientes y sus familias, que han de ser conscientes del valor de los recursos humanos y materiales que requiere el abordaje de cada patología, son claves si se desea superar con éxito el reto de una asistencia integral, social y sanitaria, de calidad, eficiente y humana. Una asistencia que posibilite lo de “curar a veces, aliviar a menudo, confortar siempre”.

 


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.