Saltar este contenido

(Fotos) Un obrero se precipita en un pozo de una casa de Maó


Un operario de unos 45 años ha caído este jueves por la tarde a un pozo de más de 30 metros de profundidad en una obra de reforma en la calle des Molí de Maó. El incidente ocurrió sobre las 16.00.

Hasta el lugar de los hechos se ha trasladado una ambulancia y una dotación de bomberos para el rescate del accidentado.

Al parecer el operario estaba trabajando en una planta baja cuando se abrió el suelo y el hombre se precipitó por un pozo de aguas negras.

Tras una hora de trabajo los bomberos pudieron recuperar al hombre, de unos 100 kilos de peso, que estaba consciente y que, parece, sólo tiene alguna fractura.

La Policía Local cortó el tráfico en la zona para facilitar las labores de rescate.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.