Saltar este contenido

La inoportuna lesión de Sergi Enrich

El Eibar no conoce la victoria desde que se rompió el menisco

Se nota.
Se nota.
La baja de Enrich se deja sentir mucho en el equipo armero que no sabe lo que es ganar sin el ciudadelano.

En el mundo del fútbol encontramos equipos que consiguen configurar una identidad propia gracias a jugadores implicados. Futbolistas trabajadores y profesionales que a base de sacrificio y lucha se labran un nombre en el lugar más importante de todos: el terreno de juego. Sergi Enrich, jugador nacido en Ciutadella hace 28 años, es uno de esos deportistas. El jugador ha logrado convertirse en uno de los pilares de la Sociedad Deportiva Eibar, estableciéndose como un líder y como uno de sus máximos referentes. Su implicación ha sido absoluta hasta el momento, ya que ha disputado la totalidad de los enfrentamientos que ha jugado su equipo en la competición doméstica: un total de 95. El jugador balear ha participado en todos los choques ligueros desde su llegada al equipo vasco, un hecho que se produjo hace 2 años y medio.

El Eibar confirmó la lesión del jugador el pasado 22 de enero, con un tiempo aproximado de baja de unas seis semanas. La ausencia de uno de los ejes principales del equipo ha hecho tambalear los esquemas de su técnico, José Luis Mendilibar, quien se resignó tras conocer el alcance de la lesión: “Es el que ha jugado todo en los dos años y medio que lleva aquí. No se ha perdido un partido por sanción ni por lesión y es una pena que tenga que dejar de jugar. Espero que no tenga que ser muchos partidos“.

Desde que Enrich sufrió la lesión, su equipo no conoce la victoria, y el ritmo irregular del conjunto guipuzcoano acentúa las dudas con relación al su rendimiento estos dos últimos choques. La volatilidad del equipo queda reflejada en las cuotas de la casa de apuestas BetStars, donde vemos cómo el equipo no parte como favorito ante el Leganés en su desplazamiento a Butarque.

La baja de Enrich ha afectado levemente la mentalidad del colectivo, que se siente mucho más fuerte con la presencia del balear sobre el césped. Si el jugador hubiera disputado el partido del 22 de enero en el Estadio Municipal de Ipurua, habría batido la marca que guarda relación con el total de partidos jugados de manera consecutiva en la Primera División Española. El fútbol ha sido caprichoso y ha evitado que esta meta pueda ser alcanzada, y debido a su edad es altamente improbable que pueda volver a posicionarse en un contexto similar. Sin embargo, el jugador balear continuará desplegando su fútbol y dejando huella en el conjunto armero, de hecho, ya ha anotado un total de 27 goles y ha cedido 17 asistencias. Estas cifras lo coronan como uno de los activos más potentes del Eibar en su historia contemporánea.

El sustituto temporal de Sergi Enrich ha sido Kike García, quien ha conseguido anotar dos goles en dos partidos. Se trata de un jugador que fue altamente discutido en la primera vuelta del campeonato, pero su olfato goleador ha logrado sofocar las voces críticas y configurarlo como el ariete titular. De hecho, el técnico del Eibar afirmó que se encontraba satisfecho con las piezas de su equipo tras el partido disputado ante el Athletic: “Estamos bien con los que estamos y no necesitamos nadie. Otra cosa es que el club considere que pueda venir alguien con recorrido más allá de esta temporada“.

Enrich dejó al conjunto armero establecido en la zona noble de la competición, está por ver si el equipo continuará inmerso en la lucha por las posiciones europeas cuando se materialice su regreso. La respuesta la encontraremos a finales del mes de febrero, cuando el jugador vuelva a lucir la camiseta azulgrana. Seguro que su regreso será celebrado por la afección armera y por todo el panorama futbolístico, siempre receptivo a la hora de valorar las capacidades y el sacrificio de los jugadores que se dejan el alma sobre el campo.

 


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.