Saltar este contenido

AirBNB y los datos de sus clientes

Varios destinos turísticos estudian si obligar a los portales de alquiler vacacional a compartir los datos de contacto de sus clientes para evitar la saturación que sufren ya varias ciudades

El control de los datos personales de los turistas es clave
El control de los datos personales de los turistas es clave
Los portales de alquiler se han apropiado de la información de sus clientes en el punto de origen y punto de destino


Varias ciudades europeas se han planteado plantar cara al efecto AirBnb. Pero, ¿cual es ese efecto?. Barcelona, Madrid, Amsterdam y hasta 8 destacadas ciudades europeas, están saturadas de turistas. Eso, que podría parecer una buena noticia para la economía local, no resulta tan interesante. Cualquier propietario de un alojamiento lo ofrece a precios bajos.

Así, un turismo de perfil bajo de gasto, se convierte en el vecino del quinto. Se suceden las entradas y salidas de extranjeros con ganas de vacaciones, lo que muchas veces es equivalente a fiesta. A los vecinos no les convence. Y a los comerciantes tampoco. Son un tipo de cliente que deja poco gasto y mucho consumo de recursos y deja suciedad detrás. Eso en términos generales.

Los establecimientos reglados (legales que pagan impuestos) también ven repercutido este efecto en sus cuentas de resultados. En definitiva, si tus vacaciones pueden salir más baratas, ¿para qué gastar más?

Por eso los técnicos de los departamentos de turismo están planteando que los portales tipo AirBnb ofrezcan en abierto los datos de sus clientes para que éstos no tengan que depender del portal para cerrar el trato de alquiler. Al controlar los datos de ambas partes, los portales cobran un porcentaje sobre la operación. Evitar eso daría al traste con el modelo de negocio de AirBnb y, probablemente, evitaría que tantas personas fueran usuarias de estos servicios que brindan la información para montarse unas vacaciones de bajo coste.
Aunque probablemente la solución no sea tan fácil. De momento se ha pactado hacer un escrito pidiendo ayuda a la Comisión Europea.

La decisión fue adoptada durante una conferencia sobre Renta Turística Europea, celebrada la semana pasada en la capital holandesa y a la que también participó el menorquín Sergi Marí, representando los intereses de Barcelona.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.