Saltar este contenido

El PP anuncia una querella criminal contra el gobierno insular por la reforma de la Me 1

Los populares aseguran que no tienen nada que esconder de sus contrataciones de la carretera general

Ojo por ojo.
Ojo por ojo.
Si el gobierno insular advierte con investigar las contrataciones del PP en la carretera general, los populares advierten que presentarán una querella criminal.

El PP presentará una querella criminal contra todo el gobierno insular por la rescisión del contrato del tramo Maó-Alaior que contaba con todos los informes favorables. Así lo ha anunciado la formación en respuesta a la petición de una comisión de investigación por parte del GOB  para que revise todas las contrataciones hechas por el anterior Ejecutivo insular del PP.

Al respecto,  los conservadores esgrimieron en un comunicado que “el Partido Popular no tiene absolutamente nada que esconder ya que todo el proceso de contratación pasó por los Servicios Jurídicos y de Intervención del Consell, que lo avalaron con informes favorables, sin objeciones. Es lamentable que la presidenta, Susana Mora, sea cómplice de esta cortina de humo para desviar la atención ante el malestar que está generando su gobierno con la parálisis del tramo de Mahón-Alaior, y con todos los frentes abiertos que tiene la institución, como son la catalanización de Menorca, la prohibición del alquiler turístico, el lío de las escoletes, y el retraso en muchas de las actuaciones prometidas y reiteradamente anunciadas para este mandato, que no avanzan”.

Los populares se centraron en la figura del conseller de Mobilitat, Miquel Preto, que anunció una revisión de los contratos firmados por el anterior equipo e gobierno del Consell.  En este sentido expusieron que  a “Miquel Preto hay que recordarle que es el conseller de todos los menorquines y debería estar más preocupado en la inseguridad que él ha creado en la carretera, con una carretera en obras que durará más de tres años, y de evitar líos como el que está montando en Macarella, en lugar de aparecer y justificar una protesta que responde exclusivamente a intereses políticos.

También hay que recordar que el GOB perdió el juicio contra el Consell de Menorca iniciado bajo el mandato del Partido Popular, por lo que están molestos y han sido condenados en costas. Vemos como otra vez se dedican a hacer política partidista cuando ven que queda poco tiempo para las próximas elecciones, en vez de estar preocupados porque Menorca sólo tiene un tres por ciento en energías renovables, con dos de los cuatro molinos de Milà sin funcionar desde hace meses, o con una gestión de residuos deficiente e insuficiente”.


Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.