Saltar este contenido

(Fotos) Empieza la restauración de la Naveta des Tudons

Definir el método.
Definir el método.
Los análisis de estos días permitirán definir el mejor método para restaurar la Naveta des Tudons. (Fotos: T.M.)


Aleix Barberà y Silvia Marín, conservadores-restauradores especialistas en restauración de piedra, con amplia experiencia en la península,  han realizado estos últimos días las pruebas y analíticas pertinentes para definir la mejor manera de restaurar la Naveta des Tudons después de sufrir un ataque con graffitis hace unas semanas. Ambos, con la ayuda del restaurador menorquín Francesc Isbert, han estado trabajando en sa Naveta este fin de semana, y continuarán hasta mañana martes.

 

Tras analizar la superficie de sa Naveta, se ha identificado que la piedra caliza empleada para su construcción está recubierta por varios tipos de líquenes casi en su totalidad. Estos organismos han encapsulado en su interior la pintura del graffiti. Esta circunstancia ha dificultado la definición del proceso de limpieza, ya que se ha tenido que buscar un sistema que permitiera retirar ligeramente los líquenes que atrapan el graffiti.

El interés general de la aproximación al sistema de limpieza es el del control absoluto de los productos que se aplican sobre el patrimonio y los sistemas de trabajo, evitando el uso de productos industriales que, si bien muy efectivos, son de composición incierta y pueden tener una afectación de degradación sobre la superficie la piedra.

En base a varias pruebas, finalmente se ha optado por emplear una solución acuosa tamponada con un quelante a baja concentración y un control y seguimiento del pH y la conductividad. Esta solución ha sido formulada para proteger la piedra pero atacar ligeramente el liquen que ha retenido el grafiti. Se aplica gelificada con agar para mantener la actuación de la solución durante un período prolongado y facilitar su remoción.

El sistema de trabajo propuesto es laborioso pero garantiza mantener intacta la superficie de la piedra. Además, permite retirar un grafiti sin el uso de ningún disolvente. De hecho, ninguno de los productos que se utilizarán finalmente en la limpieza será tóxico, todo lo contrario, todos son biodegradables.

A partir de la propuesta metodológica elaborada en base a los trabajos desarrollados estos días, el Servicio de Patrimonio Histórico del CIMe solicitará nuevos presupuestos detallados, que permitirán tomar la decisión referente al equipo que se encargará finalmente del trabajo de restauración .

No obstante, a fin de prevenir hechos excepcionales como el acto vandálico sufrido por su Naveta, el Servicio de Patrimonio está valorando la instalación de sistemas de vigilancia en algunos puntos.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.