Saltar este contenido

Sobre la gestión del puerto de Maó

Un documento de la agrupación de Mahón de Ciudadanos



En 1992 se crean las Autoridades Portuarias, entidades de Derecho Público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, independientes del Estado y con plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines. Un auténtico “paraíso administrativo”.

La organización y elección de sus órganos hasta 1997 cambia a partir de los pactos de investidura PP- CiU de 1996. La reforma del 97 de la Ley de Puertos, bajo el pretexto de aumentar la representación de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos en los que el puerto está ubicado, todo ello como consecuencia del persistente chantaje de los nacionalistas catalanes, otorga al presidente de la Comunidad Autónoma el nombramiento de casi todos los vocales del órgano de gobierno (Consejo de Administración, incluido el presidente), pasando a ser un Ente dependiente del Govern en nuestro caso.

En Baleares, su consejo de administración, es el siguiente:

– 4 representantes del Govern Balear (entre ellos el Sr. Marc Pons),

– 1 representante del Consell de Mallorca,

– 1 representante del Consell de Menorca (cedido al ayuntamiento de Mahón),

– 1 representante del Consell de Ibiza

– 1 representante del consell de Formentera,

– 1 representante del Ayuntamiento de Palma

– 3 representantes del Estado

– 1 representante de la cámara de comercio

– 1 representante de Caeb

– 1 representante de Apeam

– 1 representante de CCOO

– 2 técnicos

¿No tiene acaso una similitud con el funcionamiento de gobierno de las Cajas de Ahorro que, recordémoslo, tuvimos todos los españoles que rescatar con nuestro sudor?

Pero además, este consejo de administración se reúne una vez al mes, a diferencia de otros puertos, que se reúnen trimestralmente.

¿Tendrá algo que ver con los emolumentos que reciben cercanos a los 1000 Euros por reunión los señores vocales?

Como se ve, los ciudadanos de Mahón y en mayor medida de Es Castell (ya que esta población no tiene ningún representante), no tenemos capacidad alguna de decisión sobre nuestro Puerto, estando ante el capricho de unos políticos de turno del Govern Balear y de otros que no nos representan.

¿Cómo es posible que un sindicato tenga representación y no así todo el pueblo de Es Castell?

La privatización de los puertos de interés general de Baleares , los ha transformado en “puertos de interés privado “, y muy especialmente por sus características y circunstancias, el de Mahón, por ser un puerto natural totalmente integrado en las poblaciones de Mahón y Es Castell. Desde siempre había sido aprovechado por los ciudadanos para su ocio, actividades náuticas, baños, fondeos de fin de semana y residencias de veraneo. El resto de puertos son diques artificiales en los que la población del lugar sólo los utiliza para transporte de personas y mercancías.

Esta singularidad ha generado a los ciudadanos de estas dos poblaciones una gran malestar, pues ven como paulatinamente se les va cerrando la posibilidad de su utilización tradicional como pesca, baño, náutica. ..etc. Han visto también, como los precios de amarre de sus embarcaciones han aumentado hasta un 170%.

Que la Autoridad Portuaria dependa orgánica y funcionalmente del Govern Balear, tampoco ha sido beneficioso para el Puerto de Mahón, por el desequilibrio de poder entre las diferentes Islas

Los nombramientos de políticos del PP y PSOE como presidentes de Autoridad Portuaria de Baleares, no han sido un gran acierto a la vista de los resultados, imputaciones y escándalos. Si bien en el caso del Puerto de Mahón, han sido más dañinos nuestros representantes en el Consejo de Administración, por su dependencia al partido, su falta de conocimientos, su ideología del NO A TODO, su escasa formación, la nula defensa de los intereses y modernización del Puerto de Mahón y han ido en contra de los ciudadanos. ( El caso más claro y denunciado es el de los amarres del Club Marítimo ).

La absoluta falta de control administrativo, la opacidad de sus actuaciones y la politización, ponen de manifiesto la necesidad de un cambio normativo que, despolitice y cree mecanismos de control necesarios para la gestión de nuestro dominio público. A fin de que vuelva a ser de interés “general”, que no “particular”, “empresarial” y “político ”. Las dos poblaciones, Mahón y Es Castell, deberían tener la suficiente capacidad de influencia y decisión para administrar su Puerto.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.