Saltar este contenido

El agua de la desaladora llegará a Son Blanc en octubre

La obra cuesta 384.000 euros procedentes del impuesto del turismo sostenible

Inspección.
Inspección.
La llegada del agua desalada a Ciutadella cada vez está más cerca tal y como anunciaron Bel Busquets y Vicenç Vidal.


Las obras de conducción desde la desaladora de Ciutadella  hasta el depósito de Son Blanc estarán listas en octubre. Lo anunció este jueves el conseller balear de Medi Ambient, Vicenç Vidal en una inspección  a esta actuación. El proyecto cuesta 383.961,01 euros procedentes del Impuesto de Turismo Sostenible.

Estas obras, que se iniciaron en mayo de este año son una primera fase de conducción para abastecer toda la ciudad. Esto permitirá hacer llegar agua desalada a algunas zonas de la ciudad, y no únicamente en la zona de Cala en Bosch, que toma el agua del depósito de Artrutx. Está previsto que terminen este octubre.

Durante la visita, la vicepresidenta de Turismo, Bel Busquets puso de relieve, que el Impuesto de Turismo Sostenible, “lo que hace es recaudar recursos de nuestros visitantes para mejorar  nuestras infraestructuras, en este caso la canalización agua y que se trata de unas mejoras que podrán disfrutar tanto los visitantes como los residentes del municipio “. Además, recordó que, “el agua es un bien escaso y imprescindible, por eso el Govern balear ha apostado por mejorar todas las infraestructuras del ciclo del agua y así revertir la huella ecológica que dejan los visitantes para hacer mejoras en la calidad de vida “.

Por su parte, la segunda teniente de alcalde del Ajuntament de Ciutadella, Noemí Camps  dijo que, “en breve se conseguirá con un convenio pactado unos 950.000 m3 de agua a un precio 0,95 € / m3 y que permitirá abastecer a buena parte de la población incluso a una parte del casco urbano además de dejar descansar el acuífero existente, en este caso los pozos de se Caragolí, por tanto se beneficiarán directa o indirectamente toda la población de este municipio “.

Este proyecto ampliará la red de tuberías con dos nuevas conducciones: una de 500 mm de diámetro y 664, 65 m de longitud, que irá desde la estación de bombeo hasta el camino de s’Hort de ses Taronges, y la otra de 200 mm de diámetro y 177,88 m de longitud, que irá desde este camino hasta la desalinizadora.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.