Saltar este contenido

El empleo turístico crece un 2,4 por ciento este verano en Baleares

Por debajo de la media nacional

Hostelería y atención al cliente son los perfiles más demandados
Hostelería y atención al cliente son los perfiles más demandados


El número de ocupados aumentó este verano un 2,4 por ciento en Baleares, por debajo de la media nacional, según un estudio de Randstad a partir de datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

En el conjunto del país, el sector turístico registró un aumento del 3,1% en el número de ocupados durante los meses de junio, julio y agosto, hasta superar los 1,79 millones de personas, una cifra que supone una mejora del 25,1% con respecto al año 2008, antes de la crisis.

Durante el pasado verano, el número de afiliados en el sector turístico ha vuelto a marcar un nuevo récord por séptimo año consecutivo. El mes de julio fue el primer mes de la historia de España que se registró más de 1,8 millones de ocupados en el sector.

De hecho, cuando se analiza la serie histórica se detecta un único descenso durante el primer año analizado (2008-2009). Desde entonces, se han registrado nueve años de crecimiento consecutivos.

No obstante, Randstad –que publica este informe de cara al Día Mundial del Turismo que se celebrará el día 27 de este mes– detecta una ligera moderación en el crecimiento (+3,1%), ya que se ha registrado la menor variación desde 2014, tras haber encadenado cuatro ejercicios con incrementos superiores al 4%.

Esta moderación del crecimiento está unida con la evolución del número de turistas que han visitado España, con un aumento del 0,3% de enero a julio, según los datos de la encuesta de Movimientos Turísticos de Fronteras (Frontur), muy alejada del 11,3% de hace un año.

Perfiles más demandados

Según el análisis realizado por Randstad, los perfiles más demandados son los que se corresponden con hostelería y atención al cliente. En concreto, camareros, mozos de habitación, camareras de piso, guías turísticos, ayudantes de cocina y cocineros, y de forma cada vez más frecuente, perfiles intermedios como gerentes, jefes de sala o directores de hotel.

También se valoran los conocimientos de idiomas donde el inglés se posiciona como requisito indispensable en muchos puestos y la orientación a la satisfacción del cliente. Además, la estacionalidad de la contratación en el sector implica una relación directa con la temporalidad para satisfacer las demandas y se requiere experiencia previa.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.