Saltar este contenido

El menorquín Sebastià Taltavull oficia la multitudinaria misa por las víctimas de Mallorca

Los reyes de España se han sumado también al acto que ha recordado a los 13 fallecidos por las inundaciones

Taltavull, departiendo con los Reyes antes de la misa (Fotos: mallorcadiario.com)
Taltavull, departiendo con los Reyes antes de la misa (Fotos: mallorcadiario.com)


Hasta mil personas se han congregado en la parroquia de de Nostra Senyora dels Dolors de Manacor en el funeral por las 13 víctimas de la torrentada del Llevant de Mallorca de la semana pasada. Los reyes de España se han sumado al acto que ha congregado a las principales autoridades del Govern, del Consell de Mallorca, de consulados y ayuntamientos, junto con representantes de partidos políticos baleares y del ámbito nacional como el presidente de Cs, Albert Rivera, o la exministra popular Dolors Montserrat. En representación del Gobierno central ha asistido la vicepresidenta Carmen Calvo. Cientos de personas se han congregado en la calle ante la imposibilidad de accecer a la iglesia. Los monarcas han sido recibidos con aplausos. Ha oficiado el acto el obispo de Mallorca, el menorquín Sebastià Taltavull.

Imagen de la iglesia.
Imagen de la iglesia.

Los Reyes de España, Don Felipe VI y Doña Letizia han acudido, de luto riguroso, al funeral para dar el pésame a las familias y amigos de las 13 víctimas registradas tras las inundaciones del martes 9 de octubre.

Sus Majestades ya visitaron la zona afectada el pasado viernes para manifestar su “enorme orgullo” por la “impresionante” solidaridad manifestada durante su visita al municipio mallorquín de Sant Llorenç.

“Nos vamos con una imagen muy positiva de la capacidad de solidaridad impresionante de tanta gente que se ha agolpado aquí”, declaró a los medios de comunicación.

Sebastià Taltavull, oficiando la misa.
Sebastià Taltavull, oficiando la misa.

Durante la visita, ambos conversaron con los vecinos que les esperaban en las calles y pudieron ver en primera persona el interior de varias viviendas afectadas.

“MILAGRO DE LA SOLIDARIDAD”

En su homilía, el obispo se ha referido al “milagro de la solidaridad” ocurrido tras la fatídica riada. Ha reiterado el papel de poyo incondicional de la Iglesia de Mallorca con los damnificados: “siempre queremos estar a vuestro lado. Contad con ello porque estáis en vuestra casa: a Sant Llorenç, a Son Carrió, a s’Illot, a Canyamel, a Artà, a sa Colònia de Sant Pere, a Manacor, y allí donde necesitéis la compañía, el calor y a ayuda de la comunidad cristiana y de tantas persones de buena voluntad que se han ofrecido”.

Taltavull también ha tenido unas palabras para el pequeño Arthur, encontrado finalmente sin vida este miércoles, y para su madre, Joana, que consiguió salvar a su hija: “hemos visto así como una madre salvaba a su hija, mientras ella exponía su vida y era arrastrada por la fuerza imparable de la riada. Esta madre representa el amor de todos”.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.