Saltar este contenido

Sínodo ‘cool’

Un artículo de Manolo Bonet Fuster



Con el Otoño de Roma el Sínodo Joven llega a su recta final.

Son 500 los obispos presentes y 300 los jóvenes reunidos venidos de los Cinco Continentes.

Objetivo: Tatuar el evangelio y hacerlo digital…

Y la razón de que se hable también con gritos de Wooo, Aplausos y algún silbido…es que los jóvenes no son “La iglesia de mañana, sino la iglesia de hoy”. Los Padres Sinodales aprenden así la lección.
Como ha dicho el más joven de los participantes Sebastián DUHAU de 22 años (Australia), “Jesús adolescente y joven también era <Dios>”…

Con un sentimiento bío y ecológico los jóvenes dan a entender que la acción de Dios en el mundo y en la creación siempre perenne y viva adelanta en mucho a la Iglesia institución…El Reino de los Cielos esta ahí.

Tomando la representación de la creación de la Humanidad de Miguel Ángel (Capilla Sixtina), el espacio vacío entre los dedos índices de la creatura y el creador…da a entender cómo ambos no son fotocopias más bien originales, reflejos mutuos en la saga del Génesis.

Los mensajes en WhatsApp, Twitter, Chats y más de este Sínodo Joven navegan en las Redes y son un bautismo de fuego como el Pentecostés de siempre.

“14 Pedro, de pie con los Once, alzó la voz y les dirigió la palabra:
– Judíos y todos los que residís en Jerusalén, enteraos bien de lo que pasa y prestad oídos a mis palabras;
15 porque éstos no están borrachos, como suponéis vosotros; no es más que media mañana.
16 No, está sucediendo lo que dijo el profeta Joel:

17 Sucederá en los últimos días -dice Dios-
Que derramaré mi Espíritu sobre todo mortal:
Profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas,
Vuestros jóvenes tendrán visiones
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
18 y sobre mis siervos y mis siervas derramaré mi
Espíritu en aquellos días y profetizarán”.

( Actos Apóstoles 2,14-40.)

“A vino nuevo, nueva bota”…No hay vuelta atrás.


Comentario

  1. … qué son esta sarta de paparruchas sin sentido que han escrito aquí?… entiendo que no hayan querido publicarlas en el otro periódico, aún siendo del obispado, porque son tan decimonónicas, reaccionarias y superadas, que hacen daño a la vista… aferrarse al clavo ardiendo de la juventud para intentar salvar los muebles del confesionalismo de una manera tan penosa… no li treu a menorcaaldia… yo pensaba que érais otra cosa

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.