Saltar este contenido

Hestia Menorca: un precedente que invita a soñar

El equipo de Oriol Pagès presentaba la temporada pasada, a estas alturas, un balance similar al de ahora, y acabó ascendiendo

Quim Salvans, en el partido ante el Morón (Foto: Tolo Mercadal)
Quim Salvans, en el partido ante el Morón (Foto: Tolo Mercadal)


Son dos torneos muy diferentes, por la profesionalización, por la entidad de los rivales, por los presupuestos… Pero la EBA y la LEB Plata han tenido un principio muy similar para el Hestia Menorca en los dos últimos años. 

Un inicio, por cierto, que invita a soñar.

Y es que el equipo de Oriol Pagès presenta a estas alturas -sexta jornada- un balance de victorias y derrotas casi idéntico al de la temporada pasada, en la que acabó ascendiendo de categoría.

El Hestia Menorca abrió el curso 2017/18 en la Conferencia C-A con cuatro derrotas y solo dos victorias, las que logró en el Pavelló Menorca ante el Arenys (77-75) y el Cantaires de Tortosa (80-64).

Perdió ante Mataró, Sant Adrià, Girona y Barberá.

Desde entonces, enlazó 6 victorias consecutivas, en una racha magistral que interrumpió El Masnou con el inicio del nuevo año 2018. Luego hiló 8 triunfos más, certificó su clasificación para la Final 4 y el torneo final, y ascendió.

Es uno de los motivos a los que se aferra el actual Menorca, que ha iniciado el curso cayendo ante Real Murcia, Girona, Alicante, Arcos y Morón, con una victoria en la pista del Hospitalet. 

Desde el club mantienen la calma: “No será fácil… pero lo conseguiremos”, explican animosos. La dureza de la nueva competición es evidente, pero el Hestia Menorca no desfallece. Tiene precedentes en los que agarrarse.


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.