Saltar este contenido

Un interno agrede a dos funcionarios de la cárcel de Menorca

Es un preso de primer grado que "debería ser trasladado a otra cárcel por su peligrosidad e inadaptación"

El agresor fue trasladado a la prisión de Menorca desde otro centro penitenciario
El agresor fue trasladado a la prisión de Menorca desde otro centro penitenciario


El domingo, 4 de noviembre, un interno (G.S.L) del Centro Penitenciario de Menorca agredió a dos funcionarios cuando estos intentaban restablecer el orden en el módulo en el que este se encontraba.

Ante la alteración que causaba el interno los funcionarios procedieron a separarlo del resto de la población reclusa para garantizar la seguridad del departamento. En ese momento el preso se lanzó contra ellos golpeándoles y dándoles patadas que les causaron a ambos lesiones de diversa consideración.

Los dos trabajadores fueron atendidos por parte de los servicios médicos del centro y derivados posteriormente a los servicios de urgencias de un hospital externo.

El colectivo de funcionarios de la prisión de Menorca destacan que “el interno vino trasladado desde otra prisión y es más que probable que se vuelva a proceder a trasladarlo debido a su peligrosidad e inadaptación al centro penitenciario. Anteriormente estuvo clasificado en primer grado y aún así se decidió que el centro penitenciario de Menorca era el más adecuado para él, cosa que, a la vista de los hechos, fue un error clamoroso”.

Aseguran que “este tipo de internos son trasladados continuamente a la prisión de Menorca, a pesar de que la prisión no esta preparada para acogerlos y terminan protagonizando numerosos incidentes regimentales hasta que la administración decide nuevamente trasladarlos a una prisión más acorde a su perfil penitenciario”.

Los funcionarios de prisiones, que actualmente están inmersos en un periodo de conflicto laboral con la administración, están protagonizando huelgas y diversas movilizaciones con el objetivo de negociar mejoras en sus condiciones laborales y salariales. Señalan que “lo que ocurre en Menorca solo es una muestra más de lo que ocurre en el resto de España, donde las agresiones son el pan de cada día, con el agravante de que no se tiene en cuenta nuestra especial situación y sufrimos, como el resto de la población menorquina, la discriminación de la administración con respecto a otras islas como Ibiza, donde todos los funcionarios del estado cobran 200 € más al mes y tienen mejores comunicaciones con la península”.


Comentarios (2)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.