Saltar este contenido

Baleares tiene el índice de criminalidad más alto de España: 63,9 casos por mil habitantes

Menorca es la isla más tranquila de Balears con una tasa del 34,2

La Isla más tranquila.
La Isla más tranquila.
Menorca es el territorio insular con una tasa más baja de criminalidad.


Baleares, con 63,9 infracciones penales por cada millar de habitantes, continúa siendo la Comunidad Autónoma con el más alto índice de la tasa de criminalidad, muy por encima de la media en España, que se sitúa en 45,1 infracciones penales por cada 1.000 habitantes, ha informado el Ministerio del Interior. La criminalidad ha subido de forma considerable en los municipios de Palma, Manacor, Marratxí y Llucmajor.

Esta cifra representa un descenso respecto al trimestre anterior (65,1) y también respecto al conjunto del año 2017 (64,7). A la espera de los datos del último trimestre de este año, supone el primer descenso en tres años de la tasa de criminalidad en Baleares: 2015 (60,4), 2016 (61,6), 2017 (64,7).

A pesar de este cambio en la tendencia, Baleares sigue siendo la Comunidad Autónoma con un mayor índice de la tasa de criminalidad, muy por encima de la media en España, con 45,1 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

La región ha liderado históricamente este indicador, puesto que se calcula en relación a la población censada en las islas, sin tener en cuenta la presencia de una gran población flotante por su condición turística.

Le siguen con los índices más elevados Cataluña (61,2), Madrid (59,0), la Comunidad Valenciana (46,6) y Canarias (42,5).

Según los datos ofrecidos por el Ministerio del Interior, el número de infracciones penales en Baleares durante los primeros nueve meses de este año fue de 55.409, lo que significó un descenso de un punto y medio respecto al mismo periodo del año anterior.

Además, el número de estas infracciones que fueron esclarecidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil aumentó un 4,9%, hasta un total de 17.313.

IBIZA Y FORMENTERA

La caída de la tasa de criminalidad en el conjunto de Baleares se explica principalmente por el descenso acusado de este indicador en las islas de Ibiza y Formentera.

En Ibiza, durante los últimos doce meses se han registrado 92,3 infracciones penales por cada 1.000 habitantes censados, lo que presenta una reducción de más de 16 puntos respecto al conjunto del año 2017 (109,6).

En Formentera, el descenso ha sido de más de 5 puntos, hasta situarse la tasa de criminalidad de esta isla en 49,7.

El descenso en Menorca ha sido tan solo de una décima (34,2), mientras que por el contrario en Mallorca se ha registrado un incremento de dos puntos, y la tasa se ha situado en 62,6.

Respecto a los indicadores de los municipios de Baleares con más de 30.000 habitantes, los descensos de la tasa de criminalidad se producen en Calvià (-9,5), Santa Eulària del Riu (-7,5), Ibiza (-0,9) e Inca (-0,4), mientras que los aumentos de registran en Manacor (+6,0), Llucmajor (+4,1), Marratxí (+2,8) y Palma (+1,4).


Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.