Foto: David Arquimbau

16 Mar Sesiones de belleza para las vacas menorquinas

Como si de un concurso de “misses” se tratara, las vacas participantes en el Concurso Morfológico de la Fira del Camp también pasan por sus “momentos de acicalamiento”.

Adrián Entrecanales, Agapito Fernández, y Alberto Llera son los tres peladores cántabros que han llegado a Menorca con el fin de preparar a los animales que se van a disputar los diferentes premios.

Estos profesionales llevan visitando fincas desde el domingo pasado. En una semana, habrán cortado y retocado el pelo de 170 vacas. “En Menorca hay mucho nivel. Durante estos días ya hemos visto cuatro o cinco vacas que podrían competir a nivel nacional”, dice Agapito Fernández.

Tal como explican, su trabajo consiste en corregir los posibles defectos ajustando el pelado. “Tenemos nuestros trucos, es como el maquillaje en una mujer”, comenta Fernández, y añade que lo más difícil de retocar es la línea del lomo, con la que se consigue que la vaca parezca más compacta.

Peladores de vacas en la finca Algendar d'en Gomila.

Peladores de vacas en la finca Algendar d’en Gomila.

Entre otras cosas, a la vaca se le deja una “mini cresta” a lo largo del cuerpo y, mientras que el resto de pelo se corta, el de la ubre se rapa para que se vean mejor las venas.

También retocan la cola, aunque es el ganadero quien luego se ocupa de dar mayor o menor volumen al pelaje de esa zona. “La ubre es casi lo que más cuenta a la hora de las puntuaciones. Y, entre otras cosas, también influye el carácter de la vaca, su actitud. Su estado de ánimo puede variar en función del momento en el que se encuentre”, cuenta el pelador.

Los cántabros recorren la geografía española con sus maletines llenos de peines, aceites, máquinas, y secadores; y aseguran que hay pocos profesionales peladores. Ellos incluso van a trabajar para los concursos que se celebran en el extranjero.

La Asociación Nacional de Vaca Frisona en Asturias organiza un curso cada verano con el fin de formar a todos aquellos interesados en esta profesión.

Y tras todo el trabajo, cuentan los peladores, las vacas lucirán su nuevo look durante el fin de semana en la Fira del Camp de Alaior. Veremos quién se hace con la corona.