CAN SAURA: EL PSOE PRESUME DE SUS FRACASOS EN GESTIÓN CULTURAL. EXPLICACIÓN DE LA POSTURA DE UPCM EN EL PLENO DE AYER – menorca al día
Skip to content

CAN SAURA: EL PSOE PRESUME DE SUS FRACASOS EN GESTIÓN CULTURAL. EXPLICACIÓN DE LA POSTURA DE UPCM EN EL PLENO DE AYER

Joan Triay. Presidente de UPCM

Siguiendo un orden inverso del que mantienen el PSOE y el PSM que piden explicaciones pero no se explican, desde UPCM empezaremos por explicar nuestra postura.

Escribía, públicamente hace más de un año: “Desde UPCM explicábamos porque hemos apoyado la propuesta inicial para ampliar los usos del edificio Saura para que sea posible en principio arrendar el inmueble al Ministerio de Justicia”, para lo que pusimos ciertas condiciones sobre la duración y el importe del alquiler “de acuerdo con los precios de mercado… pero nunca nos hemos negado a estudiar otras alternativas razonables”.

En Octubre de 2013, a raíz de un encuentro organizado por el MAC al que asistimos dos miembros de la Directiva de UPCM volvía a escribir: “Y, aunque de momento, a la vista de la inviabilidad e inutilidad de los proyectos existentes, UPCM ha dado su apoyo a la ampliación de usos de Can Saura, primer paso para poder alquilarlo al Ministerio de Justicia” si se daban ciertas condiciones “reiteramos nuestra predisposición a replantearnos esta opción, siempre que se cuente con un proyecto realista, concreto y factible que podamos analizar y para cuya elaboración un técnico presente en el encuentro se ofreció a brindar el asesoramiento necesario… Desde UPCM enfatizamos la necesidad de la concreción de dicho proyecto, que nos comprometimos a estudiar antes de tomar una decisión definitiva sobre los usos del edificio Saura”.

Pues bien, habiendo esperado ocho meses desde entonces, después de estudiar el anteproyecto de viabilidad el mismo día 05-06-2014 en que lo recibimos, consideramos que no se trataba de una alternativa razonable, ni realista, ni merecía ni merece la menor credibilidad, por lo que comuniqué durante el mismo mes de Junio a una persona próxima al MAC que había asistido tanto al encuentro sobre Can Saura en la Sala Sant Josep como a una reunión celebrada en el Ayuntamiento con el mismo objeto, que, lamentando que ocho meses después no tuviésemos más que una chapuza habíamos decidido en consecuencia dar nuestro apoyo para  que se ubicasen los Juzgados en Can Saura, siempre que fuese por un plazo no superior a cinco años y preferiblemente por cuatro, todos los gastos de mantenimiento corriesen a cargo del Ministerio de Justicia y el alquiler fuese por un precio de mercado. De la misma manera me ofrecí a ampliar la información a esa persona, al MAC y a darles todas las explicaciones que considerasen oportunas si les parecía conveniente.

Y ahora resulta que en un manifiesto que se va a leer en una concentración que se celebrara el 4 de Octubre ante Can Saura, se habla de “precipitación”, cuando sería más acertado hablar de paciencia y extremada lentitud, porque ha pasado más de un año desde que aceptamos estudiar el uso cultural de Can Saura y en todo ese tiempo lo único que se ha hecho es elaborar una pequeña chapuza.

Aunque la memoria no me suele fallar, en la web de UPCM quedó reflejado que en aquel encuentro con el MAC “Desde el PSOE se opinó acertadamente que en todo caso el proyecto museográfico ha de preverse y desarrollarse por fases,  discrepamos en cambio de la apreciación de que no partimos de cero porque existe la base de los proyectos de Interarts y ABCN Concept, que coincidimos con otros participantes en el encuentro de calificar, de totalmente desfasados, inviables económicamente y sobredimensionados.

El Presidente de una Asociación cultural intervino con sensatez y realismo explicando que la entidad se opuso en su momento a los  proyectos sobredimensionados de “Interarts” y “ABCN Concept”, señaló la necesidad de contemplar la posibilidad de la implicación en la gestión de Can Saura por parte de la empresa privada y propuso la creación de una  subcomisión de la Comisión de Patrimonio como medio para determinar  con el Ayuntamiento la forma de dar viabilidad económica al uso museístico de Can Saura, propuesta que fue secundada por todos los asistentes”.

En una carta publicada hoy mismo por el Grupo Municipal del PSOE, se dedican como tienen por costumbre a hacer propaganda de su más que dudosa gestión cultural: “cal recordar que des de la Regidoria de cultura, els socialistes, en el mandat 1999-2003, vam elaborar, amb una ampla participació ciutadana, el Pla General de Cultura de Ciutadella que incloïa un Pla d’Equipaments Culturals i el Projecte Cultural de Can Saura. Un Pla General que”, reconocen que “no és aplicable en la seva totalitat”. En Noviembre de 2013, en artículo de opinión ya decíamos desde UPCM:  Continúa la ejecutiva del PSOE Ciutadella ocupada en tirarse flores, con referencia a Can Saura empiezan diciendo: “Aquest edifici va ser adquirit per part de l’Ajuntament de Ciutadella durant el mandat 1999-2003, amb un Equip de Govern en el qual hi participava el PSOE”. Lo que no dicen es que la adquisición del edificio por 250.000.000 de pesetas empezó muy mal en cuanto a planificación, porque primero se decidió comprarlo y después se formó una comisión de usos para decidir qué hacer con el (por este orden). La improvisación y falta de reflexión llegaron hasta  el punto de que en el Pleno del Ayuntamiento de Ciutadella de 06-11-2000, la portavoz del PP reconocía según consta en el acta de la sesión: “…el Palau Saura: Tots ho vam recolzar sense saber ni siquiera quins usos tenia”.

Se jacta el PSOE de que “el pla de gestió cultural va ser elaborat  també  pels socialistes durant el mandat 1999-2003 i aquest ja analitzava la viabilitat econòmica del centre cultural”, pero lo que no explica el PSOE es que, al margen del coste de “l’obra civil”, su “pla” incluía -entre otras varias partidas- 1.731.185 euros (+ IVA) solamente para el “equipament general del museu, equipament tècnic, de la infraestructura, audiovisuals, etc.” O sea más de 2.000.000 de euros con el IVA incluido.

En cuanto al análisis de “la viabilitat económica”, los gastos se  calculaban según el “pla” del PSOE en 226.040,66 euros cada año entre  “despeses salarials, corrents de funcionament, de exposicions temporals, subministraments,  etc.,” Además habría que tener en cuenta que todos los cálculos se hicieron hace más de 10 años y respecto algunos “subministraments” como por ejemplo la “electricitat”, resulta que sólo en los últimos cinco años el recibo de la luz ha subido más de un 50%.

Y en contrapartida a esta inversión de  1.731.185 euros más IVA, sólo para equipar y desarrollar el proyecto museográfico y los gastos de funcionamiento de 226.040,66 euros anuales, se obtendrían unos ingresos -siempre según el “estudio de viabilidad” incluido en el “pla” del PSOE-  que oscilarían en una “hipòtesi moderada en l’evolució dels visitants” entre los 48.520,24 euros del primer año y los 151.520,24 euros del quinto y eso sumando a los ingresos de las exposiciones, el “lloguer d’espais de reunió al sector privat i al sector públic” y los “ingressos botiga i concessió bar restaurant”…

O sea que después de invertir más de 2.000.000 IVA incluido según el  proyecto museográfico del año 2002 del que se jactan, resultaba que iban a perder cerca de 180.000 euros el primer año con el funcionamiento corriente del “Centre Cultural Can Saura” (y eso sin tener en cuenta amortizaciones de la inversión) y ahora según el nuevo estudio defectuoso resultaría que invirtiendo apenas 200.000  euros van a ganar 4.310,33 euros desde el principio y además aplicando amortizaciones anuales de la inversión inicial. La verdad es que esto no cuadra y nadie sensato se lo puede creer.

Así que –a la vista de las cifras-  el “estudio de viabilidad” que hizo la empresa “Interarts” para el PSOE, mejor podría calificarse de estudio de inviabilidad, ya que no sirvió para nada porque finalmente “un Equip de Govern en el qual hi participava el PSOE”, adjudicó el 14-05-2003 por 69.116,39 euros a la empresa “ABCN Concept” la redacción de un proyecto museográfico de Can Saura que no tenía nada que ver con el análisis “de viabilitat” incluido en el “pla” del PSOE. Otro proyecto que tampoco sirvió para nada por el disparatado coste que habría supuesto ejecutarlo: 3.593.546,31 euros “(IVA no inclòs)”. O sea más de 4.000.000 IVA incluido.

Así que el balance de la gestión del PSOE en Can Saura se resume en la elaboración de dos proyectos faraónicos e inviables mediante los que se proponía gastar más de 2.000.000 en el primero y más de 4.000.000 en el segundo y en un dineral invertido en su redacción del que se ha sacado el mismo provecho que si se hubiera tirado directamente al mar, ya que sólo  la redacción del de “ABCN” que nunca verá la luz ya costó 69.116,39 euros.

El cúmulo de despropósitos es demasiado evidente como para ir  presumiendo del “treball realitzat pel PSOE Ciutadella en matèria cultural”, para tener que acabar reconociendo que “cal revisar el pla de viabilitat econòmica per tal de fer-ho posible”. Hay que “revisar” el “pla” del PSOE “para hacerlo posible” porque era tan malo que era imposible ejecutarlo.

Hay constancia escrita de que desde el MAC escribieron que deseaban un proyecto “autosuficiente” para Can Saura y lo peor del anteproyecto o estudio actual no son las cifras que arroja, es que de la manera en que está hecho, sería una grave irresponsabilidad y una aventura de consecuencias impredecibles basarse en el para desarrollar un proyecto de las proporciones de Can Saura.

Y ahora desde el PSOE y el PSM resulta que lo que “confirma” la viabilidad o sería el punto de partida según convenga del uso cultural de Can Saura, es un estudio tan deficiente que ni siquiera incorpora una partida de gastos generales y que dice que el “objetivo” es tener tres exposiciones abiertas en Can Saura en el plazo de tres años. Se pagarían 2 € por entrar en cualquiera de ellas y 4 € por una entrada “combinada” para visitar las tres.

Sin embargo en el capítulo de ingresos se cuentan 30.000 euros por “la suma dels visitants de les tres exposicions”, cuando es evidente que durante los tres primeros años no va a ser así ya que no estarán abiertas las tres.

Más erróneo todavía es cuantificar en 24.000 euros anuales los ingresos por entradas “combinadas” que se pagarán a 4 euros por poder visitar las tres exposiciones cuando no estarán abiertas antes de que pasen tres años.

Contabilizar como ingresos propios de Can Saura 14.000 euros anuales que se ingresarían por exposiciones que se realizarían en “El Roser” es un disparate, porque se trata de otro espacio y de la misma manera que los gastos de personal, luz y limpieza de “El Roser” el estudio no se los endosa a Can Saura, carece de toda lógica aplicar a una “previssió económica de Can Saura” ingresos procedentes de “El Roser”. Y lo mismo sucede con el “lloguer sala Bastió de sa Font”, por cuyo concepto se cuentan como ingresos propios de Can Saura 4.800 euros anuales.

En el capítulo de gastos, partiendo de la base de que se va a cerrar el “Bastió de sa Font” y se va a trasladar a “Can Saura” el personal que trabajaba allí y en otras dependencias municipales, una vez sumados estos gastos de personal se descuentan como “estalvi per reducció de personal al Museu del Bastió” y otras dependencias, con lo que los costes del personal trasladado a Can Saura se contabilizan por cero euros, lo cual obviamente es erróneo porque –lógicamente- el personal trasladado va a seguir cobrando por su trabajo en Can Saura.

Por otra parte se vuelve a incurrir en la reiterada equivocación de contabilizar como propios de Can Saura un “estalvi energètic” y un “estalvi en neteja al Bastió de Sa Font” que no son propios de Can Saura.

En realidad, restando de la partida incompleta de gastos de 219.488,71 euros anuales que aparece en el estudio los 45.000 euros de ingresos que se producirían como máximo durante los tres primeros años y los 84.000 que se ingresarían en los siguientes, resulta que el balance en vez de arrojar un saldo positivo anual de 4.310,33 euros, en realidad arrojaría un saldo negativo de alrededor de 174.488,71 euros durante cada uno de los tres primeros años y de 135.488,71 euros a partir del cuarto año.

Otra cosa es que, dentro de la contabilidad general del Ayuntamiento, de los 219.488,71 euros contemplados en la partida incompleta de gastos, 113.489 supongan un incremento y 105.999,71 euros no lo supongan, pero de ninguna manera es correcto contabilizar ese importe por cero euros, ya que naturalmente el personal trasladado seguirá cobrando.

Desde UPCM no vamos a embarcarnos a la ligera en una aventura que podría resultar desastrosa. Y en este sentido cabe tener presente el precedente ocurrido durante el pasado mandato cuando una actuación que según la parte técnica del área de cultura tenía que costar 12.000 euros al Ayuntamiento acabó costando 60.000 equivalentes al 500 % de lo previsto.

Que algún partido o partidos se hayan tragado sin pestañear este “Avantprojecte” y lo empleen como base para tomar sus decisiones, dice muy poco a favor de su capacidad de análisis y de trabajo.

Al principio se habló de un alquiler por 10 años, desde UPCM condicionamos nuestro posible apoyo a estudiar previamente la posibilidad de dar un uso cultural a Can Saura -para lo cual solicitamos un estudio serio y no la chapuza que se nos ha suministrado y que aparentemente ya les vale a algunos partidos-, que el alquiler fuera a precio de mercado, el inquilino asumiera todos los gastos de mantenimiento y conservación y que la duración del contrato no superase los cinco años. Como no existe un estudio serio para abrir Can Saura a corto plazo y las instalaciones cerradas se deterioran apoyaremos alquilarlo al Ministerio de Justicia por cuatro años, mientras se planifica y prepara como es debido el uso cultural del inmueble, a la vez que el Ayuntamiento ingresa 432.000 euros en vez de asumir de forma más o menos indefinida los gastos de un edificio cerrado.


Deja un comentario

Your email address will not be published.