Skip to content

Condenan a un menorquín por grabar una película en Ocimax con su móvil

Es la primera sentencia de este tipo en España

ocimax
ocimax

ocimax El Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Maó ha dictado la primera sentencia condenatoria en nuestro país contra un “Cammer”. Se llama así a las personas que graban  imágenes en una sala de cine  durante la emisión de la película sin permiso de los propietarios de los derechos del film.

El denunciado fue sorprendido el pasado 5 de octubre de 2013 por el personal de las Salas de Cine OCIMAX de Maó realizando una grabación con su teléfono móvil de las imágenes proyectadas en una de las salas, según el informe de la Policía Judicial el material empleado en la grabación le fue intervenido justo a la salida.

El Juez que ha dictado la sentencia ha decretado que los antecedentes personales del imputado, ya detenido en dos ocasiones por hechos similares, y las características especiales del terminal requisado sugieren que las imágenes obtenidas iban a ser comercializadas por internet sin permiso de los legítimos propietarios de las obras audiovisuales. Por ello iba a recibir  un beneficio económico en función de las descargas obtenidas. Los hechos recogidos han sido considerados como una simple falta contra la propiedad intelectual dado que  el denunciado no había obtenido aún beneficio económico alguno con su acción ya que no llegó a colgar la grabación en la red.

El Juez ha condenado al acusado a seis días de localización permanente y al pago de los costes procesales. Se le ha retirado el terminal de móvil empleado y se le ha prohibido el acceso a toda sala de cine durante cuatro meses.

 


Deja un comentario

Your email address will not be published.