Sol y buen tiempo en una mañana de tradición – menorca al día
Skip to content

Sol y buen tiempo en una mañana de tradición

Ciutadella revive su particular Sant Antoni con mucho ambiente en las calles y con la procesión de los Tres Tocs como punto central

incendio en son rubi es mercadal
incendio en son rubi es mercadal

Con buen tiempo y un sol que ni las más optimistas de las previsiones presagiaban, Ciutadella ha saludado la Diada de Sant Antoni con todo su esplendor.

Ya a primeras horas de la mañana, las tradicionales paradas de naranjas y de dátiles (dulces o de aquellos que dan dentera) coparon la plaza de Sant Antoni, que, entre otros, también contó con la presencia, ya habitual, de un puesto del Col·lectiu Folklòric Ciutadella con su último Quadern sobre la caza en Menorca a la venta y del cerdo que posteriormente sería rifado a beneficio de los residentes del Hospital Geriàtric.

Durante toda la mañana fue pasando gente, así como por los expositores de la Fira de artesanía y de alimentación de la Contramurada, aunque fue una vez dados los Tres Tocs cuando hubo la mayor afluencia de público.

Terminada la misa solemne presidida por el obispo de Menorca Salvador Giménez en la Catedral, ha sido sobre las 12.25 horas cuando se ha iniciado la procesión de los Tres Tocs, con los concejales Esperanza Juaneda (ésta llevando consigo el ‘penó’), Jaume Florit y Juana Mari Pons encabezándola a caballo. Entre las autoridades presentes, además del alcalde Ramon Sampol y los concejales de Ciutadella, han estado presentes el presidente del Govern balear José Ramón Bauzà, su conceller Juan Manuel Lafuente y el presidente del Consell de Menorca Santiago Tadeo.

Cuando aún faltaban diez minutos para la una del mediodía, en una plaza de ses Palmeres y alrededores llena a rebosar, la concejal más joven del Consistorio, Noemi Camps, ha dado los Tres Tocs sobre la Tau con el ‘penó’, simbolizando la entrada en la ciudad del rey Alfons III en enero de 1287. Inmediatamente después ha sonado el himno español, recibiendo, además de los aplausos, algún que otro esporádico silbido.

Una vez disuelta la procesión, las autoridades han dejado el ‘penó’ en el Ajuntament y se han dirigido al Geriàtric, donde han tomado el también tradicional ‘brou’ de Sant Antoni y se ha sacado el número premiado en la rifa del cerdo. El número agraciado ha sido el 1012. A la hora de redactar estas líneas aún no había salido la persona ganadora.


Deja un comentario

Your email address will not be published.