El nuevo papel de las familias en la educación – menorca al día
Skip to content

El nuevo papel de las familias en la educación

Una opinión de Lola Maiques Flores

Representantes de las Asociaciones de Madres y Padres de Menorca se reunieron este fin de semana en Ferreries para celebrar un congreso, una cuyas principales conclusiones fue la necesidad de impulsar la creación de un movimiento familiar de ámbito insular. Según expuso la organización de este encuentro, esta necesidad nace de la percepción generalizada de que la representatividad de las familias no se corresponde con su papel prioritario en el desarrollo de la infancia y la juventud.

Cuando se ha repetido a menudo que las familias, por la imposibilidad de conciliar, el cambio en la escala de valores y/o el consumismo imperante, habían perdido de vista su papel en la educación, delegando en unos y otros, un mensaje como este es una reivindicación en toda regla, el síntoma que, tal vez, las cosas están empezando a cambiar. Sólo desde la conciencia de la importancia que el núcleo familiar tiene en el desarrollo de la sociedad, conseguiremos que se puedan articular medidas para hacer posible su implicación real.

Las familias quieren ser en la escuela algo más que las organizadoras de las actividades extraescolares o las fiestas de Navidad, Carnaval y verano. Quieren opinar y quieren tomar decisiones, y por ello otra de las demandas que se expresó durante el congreso fue la un pacto educativo fuerte que sea fruto del consenso político y social, un pacto que bien podría tener en su base todo el trabajo que ha realizado el colectivo plural que conforma un “Pacte por les Illes”.

Los políticos, que tanto hablan de la participación, deberían tomar nota. Saber valorar que los padres quieren volver a ocupar el lugar del que, durante un tiempo, se han alejado y convertirlos en los aliados indispensables en el impulso del cambio social que todo el mundo está pidiendo y que, empezando en la familia, bien puede continuar en  la escuela, donde aprendemos a ser compañeros y ciudadanos, casi sin darnos cuenta.


Deja un comentario

Your email address will not be published.