LA CONCEJAL DE CULTURA INSISTE EN VOLVER A PAGAR 18.331 € POR UN TRABAJO QUE EL AYUNTAMIENTO YA HA PAGADO AL ARQUITECTO DEL TEATRO DES BOR – menorca al día
Skip to content

LA CONCEJAL DE CULTURA INSISTE EN VOLVER A PAGAR 18.331 € POR UN TRABAJO QUE EL AYUNTAMIENTO YA HA PAGADO AL ARQUITECTO DEL TEATRO DES BOR

Joan Triay Portavoz de UPCM

UPCM  INSTARÁ A LA CONCEJAL A COMPARECER ANTE EL PLENO

Aunque hemos advertido a la concejal de cultura que el arquitecto que ya cobró 156.040 euros por ello está obligado, una vez “entregados los proyectos a conformidad a realizar y asumir a su cargo cuantas modificaciones fueren solicitadas por el Ayuntamiento durante los cinco años siguientes a su finalización…” La reacción de la concejal ha sido declarar públicamente que: “El Ayuntamiento de Ciutadella seguirá adelante en la contratación por 18.331 euros de un gabinete técnico que se encargue de «revisar» el proyecto de equipamiento escénico del Teatre des Born pese a que este cometido ya había sido encomendado al arquitecto que dirigió las obras de reforma y, por tanto, no debería suponer sobrecoste adicional alguno a la administración. La concejal de Cultura, Auxiliadora Pons Sabater, justificó ayer la decisión «porque se trata de revisar el proyecto, no de encargar otro de nuevo cuño, y porque no podemos contratarlo a un arquitecto del que desconfiamos abiertamente y que en tan mal estado, y con tantos defectos, nos ha dejado el teatro»”.

Es una verdadera lástima que la concejal de cultura no tuviera esta repentina “desconfianza” cuando confiando ciegamente en el arquitecto, estampó sin pestañear su firma en el acta de entrega de las obras del Teatro que se le entregó cargado de deficiencias y carencias, afirmando públicamente después de firmar sin solicitar previamente supervisión alguna de los técnicos municipales –como aconsejaba el más elemental sentido común- que el Teatro le había «causado una muy buena impresión».

La concejal de cultura ha demostrado una incompetencia espantosa:

1º Ni siquiera se enteró de que firmaba la “entrega de las obras del Teatro des Born” y creía haber firmado otro documento: “la entrega de las llaves”, que en realidad firmaron únicamente representantes de la empresa constructora y del Ministerio.

2º En el “Acta de Entrega de las obras” sobre la que estampó su firma la concejal, el Ministerio hizo constar que adjuntaban a la misma el “Acta de Recepción”. Y en el documento firmado por la concejal se dice que “se ha procedido a la recepción de las obras de acuerdo con lo especificado en la correspondiente Acta de Recepción”. Y lo que “especifica” el Acta en cuestión esencialmente es, que después de haber reconocido las obras se ha comprobado “que aparecen ejecutadas sensiblemente de acuerdo con el proyecto vigente y con arreglo a las prescripciones previstas y que se encuentran en buen estado”. Por eso, desde un departamento del Ministerio de Fomento “a través de portavoces oficiales, la Subdirección General de Arquitectura y Vivienda hizo constar que, en nombre del Ayuntamiento de Ciutadella, la concejal de Cultura firmó el 23 de septiembre el acta de entrega del edificio «sin formular observación alguna» sobre supuestos desperfectos”.

3º La concejal estampó su firma –a pesar de no tener competencia para hacerlo, tal y como tuvieron que reconocer posteriormente ella misma y el alcalde- recibiendo la entrega de las obras del Teatro plagadas de deficiencias y carencias sin hacer constar ni un solo desperfecto de los relacionados después por los técnicos.

4º La concejal desconocía todavía a estas alturas, tal y como quedo reflejado en el audio del Pleno 12-02-2015  a muy pocos meses de terminar la legislatura, que el Proyecto del Equipamiento Escénico del Teatro des Born se había adjudicado conjuntamente con el Proyecto de Reforma Arquitectónico al arquitecto Forteza, que cobró por realizar todos estos trabajos la importante suma de 156.040 euros.

5º Como la regidora ignoraba hasta el otro día incluso que el Proyecto de Equipamiento hubiese sido adjudicado al Sr. Forteza, más desconocía todavía que este  arquitecto tuviera la obligación contractual de “realizar y asumir a su cargo cuantas modificaciones” o “revisiones” le “fueren solicitadas por el Ayuntamiento…”

Y ahora a la incompetencia se une la prepotencia de afirmar que pese a la advertencia de UPCM “seguirá adelante” –lo cual equivale a decir que hará lo que le da la gana- con la contratación a otra empresa a la que pretende pagar 18.331 euros de los contribuyentes, en vez de hacer cumplir el contrato a quién ya tiene pagados todos estos trabajos.

La concejal pretende pues consumar la monumental negligencia e irregularidad administrativa por omisión de no exigir al adjudicatario el cumplimiento íntegro del contrato, a la vez que pretende consumar la monumental negligencia e irregularidad administrativa por acción de adjudicar a otra empresa unos trabajos que el Ayuntamiento ya tiene pagados al arquitecto que tiene que “asumirlos a su cargo” sin coste alguno para el Ayuntamiento. Y pretende hacerlo invocando un criterio que, como la “confianza”, la amistad o la simpatía por poner unos ejemplos, son totalmente ajenos y radicalmente contrarios a la normativa de contratación de las Administraciones Públicas.

Independientemente del subterfugio de llamar eufemísticamente “revisión del proyecto” a lo que según el presupuesto del mismo es en realidad la “Redacció del projecte executiu d’infraestructures i equipament audiovisual” completamente nuevo, independientemente también de que pudiera infringirse con ello la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, porque podría tratarse de una adjudicación que no estuviera permitido otorgar como coloquialmente se llama “a dedo” por superar el límite de 18.000 euros más IVA establecido legalmente para ello y el importe global podría ser mayor, ya que en el mismo presupuesto se lee que: “El projecte plantejat no contempla cap tipus d’element escenotècnic i/o d’il·luminació…” limitándose al “equipament audiovisual” y, además de que no está permitido a la administración hacer adjudicaciones parciales, si se encargara la redacción de algún otro proyecto que contemplara la parte “escenotécnica” y de iluminación del escenario el importe de la adjudicación es muy probable que superase los 18.000 euros más IVA, resulta que la concejal no puede actuar a su antojo sino que está obligada a actuar en todo momento con sujeción al derecho administrativo y no es lícito de ninguna manera renunciar al arbitrio de su capricho a unas contraprestaciones en forma de trabajos que el Ayuntamiento ya ha pagado y el arquitecto está a su vez obligado  “a  realizar y asumir a su cargo”.

En definitiva la concejal no puede hacer lo que le da la gana, ni tomarse la libertad de hacer dejación de sus funciones ni de despilfarrar el dinero de los contribuyentes por ser total y absolutamente ilegal.

Ha quedado patente que la concejal de cultura tiene la intención de actuar siguiendo los dictados de su capricho al margen de lo dispuesto en la normativa vigente en materia de contratación. Y sin embargo la legalidad vigente garantiza que no puede proceder a su antojo en perjuicio de los contribuyentes. Por el contrario,el Reglament Orgànic Municipal prevé en su Article 76è.-1, que: “Qualsevol membre de la Corporació que, per delegació de l’Alcalde o el President ostenti la responsabilitat d’una área de gestió, estarà obligat  a comparèixer davant el Ple, quan aquest així ho acordi a l’objecte de respondre a les preguntes que se li formulin sobra la seva actuació”.

Razones por las cuales el Grupo Municipal de UPCM presentará al Pleno del Ayuntamiento de Ciutadella la siguiente Moción:

Que el Pleno del Ayuntamiento de Ciutadella acuerde la comparecencia de la concejal de cultura, a tenor de lo dispuesto en “el Reglament Orgánic Municipal, Secció Quarta.- Del control i fiscalització pel Ple de l’actuació dels altres òrgans de govern”  y los arts. 75.1.a), 76.1, 76.2 y 76.3 del Reglament Orgànic Municipal, para dar cuenta de la irregular actuación que ha anunciado que se propone materializar y de su negligente proceder en todo lo relacionado con la entrega de las obras del Teatro des Born.

Joan Triay Portavoz de UPCM


Deja un comentario

Your email address will not be published.