Albert Rivera: “El futuro no se va a resolver con cabreo ni promesas incumplidas sino con gestión y valores” – menorca al día
Skip to content

Albert Rivera: “El futuro no se va a resolver con cabreo ni promesas incumplidas sino con gestión y valores”

El líder de Ciudadanos acompaña a Xavier Pericay en la presentación de la formación en Menorca que ya cuenta con una agrupación en Maó y otra en Ciutadella.

albert rivera con ciudadanos de menorca en la minerva
albert rivera con ciudadanos de menorca en la minerva
Albert Rivera, en "La Minerva", en Maó. FOTO.- Tolo Mercadal

Si Albert Rivera tuviese que elegir un pasatiempo, descartaría el juego de las diferencias y optaría por el de unir los puntos, y puestos a elegir, los uniría para escribir “gestión y valores“, o “cambios a cambio de cambios“, o “reformas viables“, o “ley justa“, o simplemente, “felicidad“. Si tuviese que elegir una actitud sería la de la cercanía inteligente, la de las ideas claras y la palabra medida, la de un optimismo fundado -aventurado, para unos; quizás soberbio, para otros-, el que otorga la convicción de que la ciudadanía está por el cambio y se cuentan con los medios para hacerlo posible.

Con este cóctel de elecciones se ha presentado Rivera en Maó a fin de acompañar la ‘puesta de largo’ de Ciudadanos Baleares en Menorca. El acto ha tenido lugar en el restaurante “La Minerva” y ha contado, asimismo, con la participación de Xavier Pericay, diputado de la formación en el Parlament, y con la asistencia de unas 200 personas, que, fieles al estilo de su líder, han escuchado con atención, si más alardes que los aplausos justos, tanto para él como para Pericay, encargado de abrir el acto con una intervención en la que ha expresado “la necesidad de este partido” y las dudas sobre los actuales gobernantes de Balears.

Pericay: “Vieja política con los votos de los que tenían que traer una nueva política”

“Llevan a cabo una vieja política con los votos de los que tenían que traer una nueva política” ha asegurado el diputado, en referencia a la polémica como la de los nombramientos, la vuelta a la inmersión y el reingreso al Institut Ramon Llull o las recientes acusaciones a los hoteleros de “hacer demagogia negativa con la ecotasa“, ejemplos todos ellos que el nuevo Ejecutivo “en vez de priorizar los pilares de la sociedad del bienestar están destinando el dinero a otros sitios”, lo que permite aventurar que más adelante “nos podamos encontrar con una situación mucho peor que la actual”.

Rivera apuesta por la gestión con valores

El tono de Rivera ha sido mucho más mesurado. “Algo está cambiando en la política, que casi 200 personas estéis hoy aquí demuestra que estamos canalizando el legítimo cabreo y la ilusión de la sociedad española. Hay diferencia entre estar cabreado y estar ilusionado, porque el futuro no se va a resolver con cabreo ni promesas incumplidas sino con gestión y valores“, ha asegurado el líder de C’s, para quien esos “gestores con valores” serían quienes “gobiernen España para todos y no contra todos”, sepan establecer prioridades, pidan “cambios a cambio de cambios, no de sillas”, luchen por que haya leyes justas o procuren que “exista una clase media y trabajadora fuerte“.

Rivera no ha renunciado a desgranar algunas de las medidas que proponen- entre ellas, un mejor trato a los autónomos, más facilidades para la creación de empresas o cambios en las leyes electorales- pero el peso de su discurso se ha sentado en su capacidad, y en la de C’s, de “sentar en una misma mesa a personas que piensan distinto”, “conseguir que la mayoría de españoles consideren que viven un poco mejor con un gobierno nuestro”, y de “perseguir un objetivo, que los ciudadanos sean felices, que es para lo que se está en política, no para llenarse su ego o los bolsillos sino para que los ciudadanos vivan mejor, con menos ruido, menos bando, menos ficción y poniendo de acuerdo a la gente”.

El líder de C’s ha pedido a los menorquines su apoyo para conseguir el objetivo, y los menorquines presentes se lo han anticipado en forma de aplauso, colectivo, y de comentarios y parabienes en el cóctel posterior que ha cerrado el acto.


Deja un comentario

Your email address will not be published.