Una visita a la vida y la muerte en s’Albufera des Grau de la prehistoria – menorca al día
Skip to content

Una visita a la vida y la muerte en s’Albufera des Grau de la prehistoria

Imagen del cartel anunciador de la visita a Sa Torreta de Tramuntana. Foto: Pau Gener Fernández.
Imagen del cartel anunciador de la visita a Sa Torreta de Tramuntana. Foto: Pau Gener Fernández.
Momento de la visita a Sa Cudia Nova de la semana pasada. Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.
Momento de la visita a Sa Cudia Nova de la semana pasada. Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.
Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.
Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.
Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.
Foto: Parc Natural de s'Albufera des Grau.

Una visita al poblado talayótico y la naveta de Sa Torreta de Tramuntana para descubrir cómo eran la vida y la muerte de sus habitantes y cómo se relacionaban con la naturaleza, que irá a cargo de la arqueóloga Elena Sintes, es la próxima actividad prevista en el Parc Natural de s’Albufera des Grau.

La cita, destinada al público en general, es este sábado 24 de octubre de 10 a 13.30 horas, con la necesidad de inscribirse previamente a través de los teléfonos 971 17 77 05 ó 609 601 249, o del correo electrónico educacioambientalesgrau@gmail.com

Esta visita a Sa Torreta de Tramuntana sucede a la que se realizó la pasada semana a la finca ecológica de Sa Cudia Nova, dedicada a la producción de vino y que se ubica en el interior del Parc Natural de s’Albufera des Grau. Con la participación de una veintena de personas, la actividad estuvo al cargo del propietario de la finca e impulsor de la bodega Andrés Martínez Jover, quien repasó la historia del proyecto desde la idea inicial de recuperar la actividad en la finca familiar hasta la actualidad, que cuenta con tres vinos con buena calificación en el mercado.

Entre las cualidades y peculiaridades del vino de Sa Cudia Nova, Martínez Jover citó la tramuntana, el suelo pizarroso y el hecho de tratarse de un cultivo de secano, siendo las condiciones extremas en las que se desarrolla el viñedo las que dan al vino su carácter propio. Al final, la veintena de visitantes pudieron comprobarlo personalmente con una degustación de los caldos.


Deja un comentario

Your email address will not be published.