El 61% de las emisiones de CO2 de Menorca vienen de generar electricidad en la central térmica de Maó – menorca al día
Skip to content

El 61% de las emisiones de CO2 de Menorca vienen de generar electricidad en la central térmica de Maó

El OBSAM advierte que “aumentar el consumo energético no es sostenible” y que “la implantación de renovables ha de acompañarse de una reducción del consumo”

Central térmica del puerto de Maó. Foto GOB-Menorca
Central térmica del puerto de Maó. Foto GOB-Menorca

La generación de electricidad a través de la central térmica de Maó es la primera gran fuente de emisión directa de CO2 de Menorca a la atmósfera (61%), mientras que la segunda es la movilidad (30%). A cierta distancia de esas dos se encuentran la quema de butano y propano para, entre otros, calefacción y cocinas (6%) y el sector primario a través de barcas y maquinaria agrícola, principalmente (2%).

Éstos son algunos de los datos dados a conocer por el Observatori Socioambiental de Menorca (OBSAM) estos días, sumándose a la Marcha por el Clima que se lleva a cabo a nivel mundial para influir a los representantes de los 195 países que entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre se reúnen en París para que afronten un acuerdo conjunto para frenar el calentamiento global. Este acuerdo a nivel mundial sustituiría al Protocolo de Kyoto y se comenzaría a aplicar a partir de 2020 y sería, de hecho, el primer acuerdo a nivel global que se conseguiría sobre la reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático, ya que al Protocolo de Kyoto, que entró en vigor en 2005, tan sólo se sumaron 37 estados, la mayoría europeos y quedaron fuera las mayores potencias emisoras: Estados Unidos y China.

Según los datos del OBSAM, las emisiones en Menorca ha aumentado de manera continuada, aunque con puntas especialmente fuertes a mediados de los años 90 y hasta 2005, año en que el aumento continuado de emisiones debido a la movilidad se vio ralentizada “como consecuencia de la bajada de la circulación de coches por las carreteras de Menorca”. Aún así, “el gran peso de la electricidad hizo que las emisiones totales siguieran en aumento”. Con la crisis, sobre todo desde 2008 y hasta 2013, el consumo eléctrico comenzó a bajar, igual que en el resto de España, algo que se estabilizó con los primeros síntomas de recuperación económica en 2014. Los primeros meses de 2015 “ya muestran un incremento de las emisiones ligadas a un aumento tanto del consumo eléctrico como de combustibles para la movilidad”.

Si los objetivos de Kyoto para el período 2008-2012 para España eran de un aumento máximo del 15% de las emisiones respecto a 1990 (para el total de Europa eran de una reducción del 8%), en Menorca, en 2012, las emisiones habían aumentado en un 56% (en un 70% si se tiene en cuenta la media del período 2008-2012). Según los cálculos del OBSAM, para el año 2020 en Menorca se podrían aumentar las emisiones respecto a 1990 en un 52%, algo ya cumplido en 2012 y que prevé un probable incumplimiento de los objetivos en 2020.

Otro de los objetivos marcados a Europa para 2020 también se refiere al compromiso de que un 20% de producción de energía eléctrica sea con renovables y que la eficiencia energética aumente un 20%. En el caso de Menorca, según los datos que maneja el OBSAM, la aportación de energías renovables al total de la energía eléctrica producida sólo es de un 3% (energía renovable de la isla, que sería un 4,7% si se tienen en cuenta otros factores).

Parque solar fotovoltaico de Son Salomó. Foto: Dronesky.
Parque solar fotovoltaico de Son Salomó. Foto: Dronesky.

Para llegar al 20% de renovables en 2020 queda “un largo camino por recorrer” y se necesita, a decir del OBSAM, de la implicación de todos los actores, desde la ciudadanía, a los diversos sectores económicos y a las diversas administraciones. Aunque advierte que no ha de esperarse a la implantación de grandes infraestructuras de renovables “sino que las industrias, fincas agrícolas, hoteles, servicios públicos, edificios e incluso casas unifamiliares podrían realizar esfuerzos para implementar energías renovables”. Las fuentes que cita como ejemplos para complementarse son la fotovoltaica o pequeños molinos para la electricidad, solar térmica para el agua caliente, biomasa para calderas, etc, y que en muchos casos podría llegar a la autosuficiencia de esas casas y edificios.

La advertencia final llega de la constatación de que “seguir aumentando el consumo energético no es sostenible”, y, así, “la implantación de renovables ha de ir acompañada de una reducción del consumo, que ha de venir tanto del ahorro como de una mayor eficiencia energética”.

Este domingo 29 de noviembre se celebra en todo el mundo la Marcha por el Clima, que en Menorca llegará hasta el parque solar fotovoltaico de Son Salomó tras la concentración en la plaza de la Catedral de Ciutadella a las 9.30 horas.


Comment

  1. No me digan que contamina la central eléctrica. No puede ser. Si así fuera, sin duda, el pseudopartido político denominado GOB lo estaría denunciando día sí, día también. Pero es que yo nunca he oído nada de este grupo que vela por nuestro bien, en contra de la central eléctrica y por contra ponen pegas a todos y todo, haciendo política destructiva con todo lo que no comulgue con sus convicciones. ¿Por qué será? ¿Tendrán algún interés crematístico? No me hagan caso, soy muy mal pensado.

Deja un comentario

Your email address will not be published.