La curiosa historia de los panecillos de Sant Diego de Alaior – menorca al día
Skip to content

La curiosa historia de los panecillos de Sant Diego de Alaior

La localidad revivió la tradición de elaborar esos ‘panets’ con forma de rosa con los pétalos abiertos que el santo escondía en su hábito para dárselos a los pobres

Panecillos de Sant Diego. Foto: Web Fra Roger.
Panecillos de Sant Diego. Foto: Web Fra Roger.

Sucedió hace un mes, pero vale la pena recordarlo, ya que se trata de una curiosa y agradable historia en cierto modo intemporal, la de los ‘panets’ de Sant Diego de Alaior. La ha publicado la web de la asociación Fra Roger Gastronomia i Cultura y su autora es Isabel Rodríguez, concejal de Cultura del Ajuntament de Alaior, que el pasado 13 de noviembre pronunció en el Convent de Sant Diego la conferencia ‘Notícies de Sant Diego. El miracle dels pans i les roses i altres assumptes’, con una posterior degustación de esos panecillos.

La de elaborar ‘panets’ de Sant Diego es una tradición que en Alaior se había perdido desde hacía algunas décadas y que tenía lugar seguramente relacionada con la presencia de su antiguo convento y con el milagro de los panes y las rosas que se atribuye al santo que le da nombre. Ahora, coincidiendo con la festividad de Sant Diego (13 de noviembre), desde el Ajuntament se promovió su ‘rescate’ y los panecillos, con la colaboración de Juanita Fortuny, Kay Mercadal, Mari Àngels y el horno de Ca’n Florencio, volvieron a estar presentes en Alaior.

Según se describe en el artículo, la tradición de esos ‘panets’ viene de la religiosidad y generosidad caritativa del santo, sevillano de nacimiento y patrón de la orden menor de los franciscanos, quien siempre que podía, a escondidas de su convento y en tiempos de miseria y penurias, repartía panes y otros alimentos entre los más pobres. Un día, pero, cuenta la leyenda, fue descubierto y al preguntarle que qué llevaba escondido en su hábito, el santo abrió su túnica y, milagrosamente por la intercesión de Dios, en lugar de panecillos aparecieron rosas.

Por ello, los ‘panets’ de Sant Diego, que tienen la particularidad de tener un toque anisado y dulce y con poca levadura para evitar que saquen moho, reproducen la forma de las rosas, con los pétalos ya abiertos. El artículo completo en la web de Fra Roger puede leerse clicando aquí.


Deja un comentario

Your email address will not be published.