Skip to content

Anna Wardley comienza su reto: de Menorca a Mallorca nadando sin neopreno

La primera de las tres etapas del recorrido de 215 kilómetros tiene 20 horas de duración

La primera etapa.
La primera etapa.
La nadadora cubrirá 215 kilómetros en total.

“Anna ha entrado en el agua. La natación ha comenzado”. Con este tweet en su perfil personal, el equipo que acompaña a la nadadora británica Anna Wardley hacía publico que el reto de cubrir a nado una distancia total de 215 kilómetros en tres etapas diferentes ha comenzado. La primera fase -los 37 kilómetros que separan Ciutadella de Mallorca– se iniciaba a las cinco horas de la tarde del 18 de mayo. Las previsiones meteorológicas parecen haber adelantado el planning inicial.

Para superar la prueba, la británica se ha tenido que preparar física y mentalmente. Y no ha sido fácil. El pasado 10 de mayo fue atendida en Son Espases por una picadura de medusa. Anna nada sin neopreno ni asistencia, pero controlada en todo momento. De hecho, su estado se puede comprobar en tiempo real. El objetivo es llegar a Mallorca -partió desde Cala en Bosch– en veinte horas, por lo que si las cosas van bien lo hará sobre la una del mediodía. Pasadas tres horas su equipo confirmó que no había contratiempos: “las cosas están yendo bien”, escribían en la red social Twitter.

El reto “Challenge Swim Baleares” consta de tres etapas. La de ayer es la primera. Una vez llegada a Mallorca desde Menorca, la idea de Wardley es cubrir la distancia con Eivissa a nado en una fecha aún sin decidir y luego hacer lo mismo desde la pitïusa hasta Dénia. Un total de 215 kilómetros entras las Balears y la Península en mar abierto con un bañador, unas gafas y un gorro como acompañantes. Una proeza.

De hecho, no tendrá contacto con barcos auxiliares y nada sin neopreno, en una época en la que el agua del mar mediterráneo -y más aún en aguas abiertas- aún no tiene la temperatura agradable del verano.

El equipo de la nadadora informa del transcurso de la etapa en la red social Twitter.
El equipo de la nadadora informa del transcurso de la etapa en la red social Twitter.

La única ayuda que tendrá será energética: su equipo le ha preparado una completa dieta que ingerirá cada treinta minutos. Wardley ya ha superado situaciones de este tipo en otras ocasiones y su aventura menorquina ya está siendo seguida por medios británicos y alemanes. Fuerzas no parecen faltarle, ya que en un reciente mensaje en Twitter publica una imagen con un mensaje claro: “La próxima vez que vea está vista será volviendo desde Mallorca”. La británica quiere ayudar a diversas causas sociales con su reto. Fuerzas no parecen faltarle.

@jlgllagues

 


Comments (4)

Deja un comentario

Your email address will not be published.