“Viendo el éxito de Camila Lläckberg y sus novelas sobre Fjällbacka, pensé ¿Porqué no hacerlo en Menorca?” – menorca al día
Skip to content

“Viendo el éxito de Camila Lläckberg y sus novelas sobre Fjällbacka, pensé ¿Porqué no hacerlo en Menorca?”

El escritor y policía Pere Cervantes presenta manaña su segundo libro ambientado en la isla en la librería La Torre de Papel (Ciutadella)

Enamorado de Menorca.
Enamorado de Menorca.
El escritor Pere Cervantes, delante de la comisaría de Ciutadella.

La cita es a las 19.30 de mañana. El escritor Pere Cervantes presentará en la librería La Torre de Papel (Carrer de Maó, 46, Ciutadella) su segunda novela ambientada en la isla: “La mirada de Chapman”. Hoy atiende a Menorcaaldia y nos explica las razones que le han llevado a ubicar en la isla las tramas de dos de sus novelas…

 ¿Porque se decidió a ambientar sus tramas en Menorca? 

El autor posa con el puerto de Ciutadella de fondo.
El autor posa con el puerto de Ciutadella de fondo.

Dos motivos sustentan esa decisión. El primero es el hecho de que siempre he querido vivir en la isla pero la marea de la vida me ha ido apartando de manera paulatina pero eficaz de Menorca. Por ello un día pensé “si no puedo habitar en la isla escribiré sobre ella”. El segundo de los motivos obedece a un desafío particular. Después de ver el éxito que alcanzaban las novelas de Camilla Läckberg con sus novelas negras en la isla de Fjällbacka ( casi impronunciable), creí oportuno que se escribiera  novela negra nacional sobre la isla más bella que tenemos.

Con apenas siete años mis padres me llevaron a Menorca. La amabilidad de sus gentes me ha servido de imán emotivo

Cuando fue la primera vez que pisó Menorca? ¿Alguna anécdota que le haya pasado aquí?

Con apenas siete años mis padres ya me llevaron a Menorca. Desde entonces la he visitado con frecuencia durante toda mi vida, combinando distintas residencias estivales. Más que anécdotas lo que sí puedo afirmar es que la amabilidad de sus gentes siempre me ha servido de imán emotivo con esa tierra fraccionada en medio del Mediterráneo.

Es policía de profesión, ¿Como compatibiliza eso con su faceta de escritor?

Durmiendo poco y envejeciendo con premura. Incluso reduciendo mi actividad física. Vamos, camino de la perdición…

¿Porque decidió dar el salto al mundo de las letras?

Cervantes pisó la isla por primera vez a los siete años.
Cervantes pisó la isla por primera vez a los siete años.

En el año 1989 cuando finalicé el examen de selectividad ya busqué alguna carrera que tuviera relación con la creatividad literaria pero no la hallé y no me alcanzó la nota para Filología Hispánica, por lo que  terminé estudiando derecho. Años después y gracias al sueldo fijo de policía pude estudiar en la Academia Internacional de Cine de Cataluña (hoy ya no existe) dos años de formación como guionista. A partir de allí  y con esa base terminé publicando mi primera novela en el año 2004. Supongo que se trata de una pregunta relativa a la identidad, y he de decir que desde hace unos año me siento escritor.

Como escritor procuro volcar mis iras, mis miedos y mis anhelos en los personajes

¿Cuales son sus próximos proyectos?

El próximo año publicaré una novela policiaca con tintes del mundo paranormal y con Barcelona, mi ciudad natal, como escenario principal. Hasta ahí puedo leer…

¿Habrá tercera toma de la serie de novelas ambientadas en Menorca?

Tras “La mirada de Chapman” y si el lector así lo demanda, me gustaría escribir una tercera entrega de la pareja de policías María Médem y  Roberto Rial. Con Menorca como escenario aunque todavía no he pensado  mucho en ello. “No nos dejan ser niños” fue escrita en primera persona desde el punto de vista de la policía María Médem. En “La mirada de  Chapman” el narrador es omnipresente. Y en la tercera entrega, caso de darse, me gustaría que fuera narrada desde la voz del Inspector Jefe Roberto Rial. Una suerte de trilogía desde tres voces distintas. La idea me ha seducido desde el primer momento. Ya veremos qué ocurre.

¿Se siente identificado con sus personajes?

No de manera completa pero sí en algunos aspectos de su personalidad o en determinadas reacciones que tienen ante las adversidades. Como escritor procuro volcar mis iras, mis miedos y mis anhelos en los  personajes. Ya sabes, un modo cualquiera para evitar pagar a un terapeuta.

@jlgllagues


Deja un comentario

Your email address will not be published.